San Bergoglio endurece las penas contra la pederastia y el blanqueo de dinero

am_166584_6145884_909148El papa Francisco tiene prisa. Sus reformas se producen a un ritmo jamás visto en la Iglesia. La última decisión ha sido la de cambiar mediante un motu proprio —un documento que solo pueden emitir los papas— el reglamento jurídico del Estado Ciudad del Vaticano. Queda abolida la cadena perpetua, se introducen nuevas figuras criminales relativas a delitos contra la humanidad y, sobre todo, se agravan las penas para los casos relacionados con abusos de menores y blanqueo de capitales.

El espíritu de la reforma decidida por Jorge Mario Bergoglio es el de adecuar el ordenamiento jurídico del Vaticano a la legislación internacional. La Santa Sede se rige por el Código Zanardelli, que entró en vigor en Italia en 1889 y en el Vaticano en 1929, y que —como se pudo comprobar en el reciente juicio a Paolo Gabriele, el mayordomo de Benedicto XVI condenado por el robo de documentos— presenta importantes lagunas. Según el Papa, «es necesario que la comunidad internacional adopte instrumentos jurídicos adecuados que permitan prevenir y combatir la delincuencia, favoreciendo la cooperación judicial internacional en materia penal».

La reforma del papa Francisco supone la continuación de la lucha contra la pederastia en el interior de la Iglesia que ya inició Benedicto XVI. El motu proprio incluye en la legislación vaticana el conjunto de delitos que pueden sufrir los menores: «Venta, prostitución, alistamiento y violencia sexual contra ellos, la pornografía infantil, posesión de material de pornografía infantil y actos sexuales con menores».

Estarán sujetos a las nuevas normas todos los funcionarios vaticanos y empleados de la curia, además del nuncio apostólico, el personal diplomático de la Santa Sede y todos los empleados de organismos e instituciones relacionados con el gobierno de la Iglesia.

La decisión del Papa se produce después de que, el pasado lunes, el Comité de los Derechos de la Infancia de la ONU urgiera por primera vez al Estado de la Ciudad del Vaticano a que diese explicaciones detalladas sobre los abusos sexuales y la violencia cometidos contra niños en el seno de Iglesia católica. El Vaticano tendrá que responder por escrito antes del próximo mes de noviembre a una serie de preguntas elaborados por expertos de la ONU.

Además de la supresión de la cadena perpetua, que se sustituye por penas de 30 a 35 años de prisión, la reforma de Jorge Mario Bergoglio reserva un epígrafe para los delitos de genocidio y apartheid en consonancia con lo dispuesto en el Estatuto de la Corte Penal Internacional de 1998. Además, la nueva legislación permite también a los tribunales de la Santa Sede juzgar «delitos cometidos contra la seguridad, los intereses fundamentales y el patrimonio de la Santa Sede».

«En nuestros tiempos», explica el Papa, «el bien común está cada vez más amenazado por la delincuencia organizada y transnacional, el uso inapropiado del mercado y de la economía, además de por el terrorismo».

Fuente: elpais.com

Nota dezpierta: Está fantástico todo lo que rodea a San Bergoglio, el papa de los pobres. Si yo fuera papa, habría acometido muchos de los cambios que el argentino ha realizado. Pero, lógicamente, habría hecho muchísimos más y de mayor calado, como extirpar la mentira de las doctrinas de la iglesia católica, porque está plagada.

Gracias a Dios, no tengo ninguna aspiración hacia el liderazgo moral de nadie y mucho menos de una iglesia tan deteriorada y pagana como la católica. Pero he de reconocer que Bergoglio está metiéndose al mundo en el bolsillo con todas sus reformas populistas.

Desde aspectos como su humilde morada, su necesidad de estar rodeado (já), su rechazo al papa movil, su cercanía, etc. hasta sus reformas de la curia, el papa jesuita ha sabido perfectamente como manejar su imagen y como aparecer ante el mundo como un hombre que pretende hacer las cosas bien.

Asume que se han hecho las cosas mal en el pasado, pero la realidad es que las han hecho otros y sobre él no recaerá el castigo que deberían haber sufrido los culpables. ¿Quién se metería con este adorable ancianito teniendo al «ex»-nazi Ratzniger vivito y coleando? Al haber sido la mano derecha de Juan Pablo II, Benedicto XVI arrastraba demasiado peso sobre sus hombros después de tantas décadas de ocultamientos, estafas y malversaciones.

Francisco purgará la imagen de la iglesia y de la figura papal. Y como dice el artículo, parece que tiene prisa ¿por qué? Porque los acontecimientos del fin del tiempo se aproximan raudos y los iluminados pretenden aprovecharlos para imponer el sistema de gobernanza global que predice Apocalipsis 13.

«Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada».

Y de nuevo la palabra mágica «bien común» aparece en escena. Por culpa del mal llamado bien común se cometerán verdaderas atrocidades en un futuro próximo. Por el bien común, en China asesinan a los bebés no nacidos por millones, por el bien común en muchos países (como EEUU) sigue vigente la pena de muerte, por el bien común se les está dando dinero a los bancos que desahucian todos los días a gente en todo el mundo.

«Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente». (Apoc. 13:16-18)

Por el bien común se perseguirá al pueblo de Dios. Bergoglio tiene prisa… esto se acaba. Jesús viene pronto.

Bendiciones. 

El Vaticano reconoce 4.000 casos de abusos sexuales a menores en la última década

1227301209461_fEl Vaticano reconoce 4.000 casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos en la última década. Esta confesión se ha realizado en el simposio “Hacia la curación y la renovación”, que sobre la pederastia, se celebra en Roma hasta el jueves, 9 de febrero. A él asisten delegados de 110 conferencias episcopales y los superiores generales de 30 órdenes religiosas.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Levada, asegura que la existencia de los 4.000 casos demuestra la insuficiencia de la respuesta que se ha dado.

Abundando en el pensamiento del papa, el cardenal Levada subraya la necesidad de que la Iglesia colabore con las autoridades civiles porque el abuso sexual de menores de edad “no sólo es un delito en el derecho canónico, sino que también es un crimen que viola las leyes penales en la mayoría de las jurisdicciones civiles”.

El prefecto de la Congregació para la Doctrina de la Fe pide también procesos más rápidos y que en algunos casos especialmente graves se puedan presentar directamente al papa para que el sacerdote culpable pierda lo más pronto posible su condición.

En su discurso, Levada lamentó también la incomprensión que sufre Benedicto XVI, que ha sido duramente atacado por la pederastia cuando Ratzinger ha luchado contra los abusos diciendo tajantemente que “contra la pederastia, tolerancia cero”.

En el simposio se ha leído un mensaje del pontifice en el que el papa señala que la prioridad debe ser la curación de las víctimas.

Fuente  :  Rtve.e

Nota dezpierta: Es más que evidente que el Vaticano está procurando una limpieza de su imagen (que falta le hacía) con el propósito de proponer a su máximo dirigente como líder del Nuevo Orden Mundial, después de haber mostrado su cara más amable, humilde y generosa.

Y no es de extrañar que consigan su propósito porque si algo han conseguido los arquitectos de la sociedad actual ha sido crear en todos nosotros una memoria muy corta.

El Nuevo orden Mundial está terminando su puesta a punto, pronto todo se pondrá en marcha y aquellos que para dominar al mundo consiguieron mezclar el paganismo con el cristianismo, hoy volverán a mezclar sus falsas doctrinas de tal manera que el mundo quede encantado y maravillado con la nueva filosofía.

Jesús vuelve pronto para dar a cada uno su recompensa, tendremos que enfrentarnos a nuestros pecados no arrepentidos antes de la destrucción total o por el contrario disfrutaremos de la recompensa de haber depositado nuestras miserias en la cruz de nuestro Salvador.