Nueva investigación: Los transgénicos son mucho peor de lo que pensamos

 Una preocupante nueva investigación publicada en la revista de Toxicología Aplicada indica que cultivos genéticamente modificados (GM) con “rasgos apilados” es decir, con múltiples características tales como resistencia al herbicida glifosato y al Bacillus thuringiensis (Bt), toxinas insecticidas diseñadas juntos en la misma planta, son probablemente mucho más peligrosos para la salud humana de los que se creía, debido a su toxicidad sinérgica.

La resistencia al glifosato, el activo ingrediente en el herbicida Roundup, ha sido diseñado en muchas plantas GM, por lo que los campos pueden ser rociados indiscriminadamente con el herbicida sin destruir los cultivos. Mientras que las plantas GM, resistentes al glifosato sobreviven, posteriormente, éstas mantienen residuos de glifosato y sus metabolitos (por ejemplo, el ácido aminomethylphosphonic) que constituyen una amenaza importante para la salud de las personas.

En su conjunto, los autores concluyeron:
“En estos resultados, sostenemos que las toxinas Bt modificadas no son inertes en las inofensivas células humanas, y que puedan presentar combinados efectos secundarios con otros residuos de plaguicidas específicos de plantas modificadas genéticamente”.

Estos resultados inquietantes siguen los pasos de las recientes revelaciones de que el Roundup es en varios ordenes de magnitud más tóxica de lo que se creía anteriormente. Sólo hace pocos dias (14 de febrero) la revista Archivos de Toxicología informó que el Roundup es tóxico para el ADN humano incluso cuando se lo diluyeron en concentraciones 450 veces más bajas que las utilizadas en aplicaciones agrícolas. Este efecto es probablemente debido a la presencia de la polyoxyethyleneamine de surfactante dentro de la formulación de Roundup que puede mejorar dramáticamente la absorción del glifosato en tejidos y células humanas expuestas.

Fuente:http://conspiraciones1040.blogspot.com
Fuente2: Pensamientos conscientes

Nota dezpierta: El artículo parece un poco engañoso, porque el titular reza que los transgénicos son malos para la salud, pero en realidad, lo que dice el estudio es que lo malo es el Roundup. Más tarde podrían decirnos que con otros herbicidas los transgénicos son perfectamente saludables, cosa que no es cierta, según investigaciones.

Si visionamos el documental «El mundo según Mosanto» podremos ver que precisamente la alteración genética de los alimentos afecta directamente al indivíduo que los consume. Es esa variación en el ADN de la planta la que interactúa con el ADN del que se alimenta de ella. Y se está comenzando a comprobar que la alimentación a base de transgénicos, provoca esterilidad en los animales que los consumen. Así matan dos pájaros de un tiro, alimentación barata y reducción de la población, tanto animal como humana. 

En fin, en líneas generales, tengamos en cuenta que el artículo tira por tierra el producto estrella de Monsanto. Nos advierte de que cualquier producto fumigado con este herbicida es tremendamente tóxico, pero, ¿qué podemos hacer al respecto?, ¿es suficiente con comprar alimentos orgánicos? Por ahora, puede que sí. Pero sería interesante adquirir un trocito de tierra o unas macetas y aprender a cultivar, aunque sólo sea por aprender.

Que Dios os bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.