Y Dios cerró la puerta

9462584-modelo-de-arca-de-noeEsta acción de Dios cerrar la puerta la encontramos solamente dos veces en la Biblia. Ambas ocasiones señalan el final de la oportunidad para el hombre (incluyendo la mujer) entrar por la puerta que estaba abierta. Y también señala el comienzo del Juicio Divino sobre el hombre por su incredulidad al no entrar a la salvación que Dios le había provisto gratuitamente.

La primera puerta que Dios cerró la encontramos en Génesis 7:16-17, donde dice: “Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios, y Jehová le cerró la puerta.» Es sumamente importante notar que el primer cierre de puerta que Dios hizo dio comienzo al justo Juicio de Dios por medio del Diluvio.

EL JUICIO DEL DILUVIO

“Y fue el Diluvio cuarenta días sobre la Tierra; y las aguas crecieron, y alzaron el Arca, y se elevó sobre la tierra.” Más adelante en los versículos 21-23, la Biblia dice: “Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganado y de bestias, y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, y todo hombre…todo lo que había en la tierra murió…y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el Arca.” Allí murieron todos los seres humanos y animales que estaban fuera del Arca, y esto por culpa del hombre. Así como lo oye. El pecado del hombre ha afectado y todavía afecta toda la Creación de Dios.

Parabola-de-las-diez-virgenesLA SEGUNDA PUERTA QUE DIOS CERRARÁ

El Señor Jesús nos enseña sobre el Reino de Dios utilizando el mecanismo de las parábolas. En Mateo 25:1-13, tenemos la parábola de las 10 vírgenes. En la cual encontramos la segunda ocasión en que Dios cerrará la puerta.

Si nos fijamos bien, ésta es la única parábola cuya semejanza es futura, pues dice: “Entonces el Reino de los Cielos SERÁ semejante a…” no dice: ES semejante a… como en todas las demás parábolas.Sino que dice: SERÁ semejante a… Es decir, que el cumplimiento de este evento será siempre futuro mientras la Iglesia esté aquí en la tierra. Pues tiene que ver con el día del Rapto de la Iglesia (1Cor 15:51-52).

En esta parábola, las 5 vírgenes prudentes representan a los verdaderos cristianos. Mientras que las 5 vírgenes insensatas representan a aquellos que no se han preparado suficiente y que no han dejado que el Espíritu Santo trabaje lo necesario en ellos. Estas últimas vírgenes tenían aceite en sus lámparas (la Biblia), pero no tenían aceite en sus vasijas (el Espíritu Santo morando dentro de sus cuerpos), o sea, que aunque eran religiosas no habían permitido una transformación espiritual completa.

El Señor continúa el relato de la parábola diciendo que: “vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con El a las bodas; y se cerró la puerta.” Aquí está el segundo cierre de puerta que Dios hace en toda la Escritura. Sin duda que este cierre de puerta señala el día en el que el juicio haya terminado y Jesús haya venido por segunda vez para llevarnos con Él a la casa de Dios, es decir, cuando Cristo viene a buscar su esposa, la Iglesia. Pues inmediatamente en el versículo 13 advierte: “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.” Este día, cuando Cristo venga a buscar su Iglesia verdadera y Dios cierre la puerta por segunda vez, en mi opinión, será el día más significante en la historia. Pues es el día más esperado tanto por los santos del Antiguo Testamento como por la Iglesia desde su comienzo. Este será día de victoria y de gozo para el pueblo de Dios. Será el día de graduación para la Iglesia verdadera.

«Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.» (Mateo 25:11,12)

¡Ay de aquellos que sean dejados fuera de las puertas! Dice Mateo en el capítulo 13: «y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes». y en Lucas 13:28 podemos leer: «Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos».

Todo esto sucederá por la incredulidad del hombre, al igual que en los días de Noé.  Sus nombres no serán hallados en el libro de la Vida Eterna y serán lanzados al Lago de Fuego, que es la muerte segunda (Apocalipsis 20: 11-15). “Y el humo del tormento de ellos sube para siempre jamás” (Apo 14:11).

LA PUERTA ES CRISTO

La puerta del Arca de Noé que Dios cerró en Génesis capítulo 7 representa a Cristo. El Nuevo Testamento nos revela esta verdad en el Evangelio según San Juan 10:9 donde Cristo dice: “Yo Soy la Puerta el que por mí entrare será salvo.” La segunda puerta que muy pronto Dios va a cerrar es Cristo. Pero hasta el día de hoy esa Puerta todavía permanece abierta. Debemos aprovechar y hacer nuestra decisión de entrar al Arca de Salvación, antes que sea demasiado tarde. Podemos estar seguros que un día de estos Dios va cerrar esa puerta también, así como la cerró en los días de Noé. Luego que se cierre la puerta por segunda vez, de la misma manera que no hubo segunda oportunidad para los contemporáneos de Noé, no la habrá para el mundo actual. Y el que no haya entrado perderá el regalo gratuito de la salvación.

Cristo nos invita: “Entrad por la puerta estrecha…porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la Vida (Eterna) y pocos son los que la hallan”(Mateo7:13).           Amén.

8 comentarios en “Y Dios cerró la puerta

  1. Buen tema Dezpierta; Pero una curiosidad. El arca era como una caja de zapatos, en grande. Nos la pintan falsamente como una nave con popa y proa. Pero no era así. Era totalmente rectangular, según las medidas de Génesis.

    Quitémonos […] el pecado que fácilmente nos enreda (Heb. 12:1).
    Cuando a un corredor se le enredan las piernas en la ropa, casi siempre sufre una caída. Y es más fácil que esto suceda si no hace caso de la recomendación de evitar ciertas prendas de vestir cuando corre. ¿Por qué pudiera actuar así? Porque es descuidado, confiado o distraído. Veamos, entonces, qué nos enseña el consejo de Pablo. En último término, ¿por qué pierde alguien la fe? Por las cosas que ha estado haciendo durante cierto tiempo. Hablando del “pecado que fácilmente nos enreda”, un biblista explica que es “el que tiene más fuerza sobre nosotros, sea por nuestras circunstancias, forma de ser o compañías”. En otras palabras, el ambiente, las debilidades personales y las amistades ejercen una poderosa influencia sobre nosotros. Tanto es así que pueden debilitar nuestra fe e incluso acabar con ella (Mat. 13:3-9). w11 15/9 4:2, 10, 11

    • Es cierto lo que dices, el arca no fue diseñada para navegar sino para flotar, así que no necesitaba no popa ni proa. Buen apunte. Gracias Rafa, estás en todo.

    • El arca era como una caja de zapatos, en grande. Nos la pintan falsamente como una nave con popa y proa. Pero no era así. Era totalmente rectangular, según las medidas de Génesis. Qué don de la palabra Rafa. A veces además de Fe necesitamos un poco de Fortaleza para ordenarnos y recuperarnos. Gracias por tu atención siempre..!
      http://etimologias.dechile.net/?don

      Bendiciones para ti y Dezpierta.

  2. Tema sensible para los que les toca:

    Los que [se casen] tendrán tribulación en la carne (1 Cor. 7:28).
    Muchos recién casados se sorprenden —e incluso se llevan una decepción— al descubrir que no siempre coinciden en temas importantes. Tal vez choquen al hablar del dinero, las actividades del tiempo libre, el lugar de residencia o las visitas a sus familias. Y quizás vean que los defectos y manías del otro, que antes de la boda les parecían insignificancias, ahora los exasperan y les dificultan la convivencia. Por eso, lo mejor es que ambos traten todos estos asuntos mientras aún son novios. La clave del éxito y la felicidad en el matrimonio es que ambos cónyuges afronten juntos los retos que se presenten. Los dos han de ponerse de acuerdo sobre asuntos como la educación de los hijos y el cuidado de los padres mayores, sin permitir que los problemas familiares los separen. Si se guían por los principios bíblicos, lograrán solucionar las dificultades —o al menos sobrellevarlas— y, en definitiva, seguir unidos y felices (1 Cor. 7:10, 11). w11 15/10 2:14-16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.