Mitt Romney: «Dios creó EEUU para que dirija el mundo»

Willard Mitt Romney (nacido el 12 de marzo de 1947 en Detroit,Míchigan) es un empresario y político estadounidense. Fue gobernador por el estado de Massachusetts desde 2003 hasta 2007 y es candidato en las Primarias presidenciales del Partido Republicano de 2012.

Hijo de George W. Romney (el ex-gobernador de Míchigan, nacido en México) y Lenore (LaFount) Romney, Mitt Romney fue criado en Bloomfield Hills (Míchigan), y luego sirvió como misionero mormón en Francia. Tiene cinco hijos. Se graduó en la Universidad Brigham Young y en las prestigiosas escuelas de Derecho Harvard Law School y de Negocios Harvard Business School.

Fue precandidato por el Partido Republicano para la Presidencia de EEUU en 2008, sin embargo el 7 de febrerode 2008 anunció que se retiraría de la contienda interna en su partido. Ahora, es precandidato en las Primarias presidenciales del Partido Republicano de 2012.

Mitt Romney dice basar su plan económico en los principios de la libre empresa, la dedicación al trabajo y la innovación. Mediante su plan, Romney pretende reducir los impuestos, el nivel de regulación federal, los gastos y los programas del gobierno. Una de las estrategias que Romney presenta en su plan es el aumento en el comercio, la producción de energía y capital humano sin olvidarse de la flexibilidad laboral. (plan economico)

Mitt Romney, hace unos pocos días dijo: «Dios creó a EEUU para que dirija el mundo».

El 30 de Julio Romney hizo fuertes declaraciones en apoyo al Estado Israeli. Pero no son tan sus fuertes dichos los que dejan una controversia en su candidatura, sino que las materias y áreas donde fueron pronunciadas. Como por Ejemplo que el PIB de Israel es mejor que el palestino por que Dios así lo quiere:

El virtual candidato republicano a la presidencia de EU, Mitt Romney, mencionó en Jerusalén a la “providencia” y las diferencias culturales entre los factores que explican la diferencia de PIB por habitante entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

“Cuando uno viene aquí y ve el PIB por habitante, por ejemplo, en Israel, de unos 21 mil dólares (278 mil pesos) y lo compara con el de las zonas bajo control de la Autoridad Palestina, más bien de 10 mil dólares por habitante (132 mil pesos), uno se da cuenta de la tremenda diferencia de vitalidad económica”, dijo en un acto en el que recaudó más de un millón de dólares, informó la edición digital del diario “The Jerusalem Post”.

“Estoy enormemente impresionado con la mano de la providencia, allá donde decide reflejarse, y con la grandeza del espíritu humano y en cómo quienes aspiran a la grandeza y tienen un objetivo por encima de ellos mismos son capaces de construir y lograr cosas que solo pueden hacer especies creadas a imagen y semejanza de Dios”, declaró en su último acto antes de partir hacia Polonia.

De esta manera pareciera que tiene una GRAN PREFERENCIA POR ISRAEL. Sin embargo tas declaraciones de preferencia terminaron a nivel de escándalo cuando dijo:

Ayer, Romney declaró que Jerusalén es la “capital de Israel”, un estatus declarado por el país pero no reconocido por la comunidad internacional, que mantiene sus embajadas en Tel Aviv.

También cargó, sin mencionarlo expresamente, contra la política exterior del presidente estadounidense, Barack Obama: “El distanciamiento diplomático, que es público y crítico, envalentona a los adversarios de Israel”.

Romney nació en Míchigan, en el seno de una familia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Sirvió 30 meses en Francia como misionero de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Por  tanto su visión de la historia americana y precolombina esta altamente sesgado a creer que EE.UU. es una tierra prometida donde llegaron algunas tribus de Israel perdidas. Cito de una pagina católica sobre la Fe Mormona:

“Creemos que Israel será literalmente reunido y las diez tribus serán restauradas; y que Sión será reconstruida en este Continente (América) y que Cristo vendrá en persona a reinar sobre la tierra; creemos que la tierra será renovada y alcanzará la gloria paradisíaca”. Artículo nº 10 de la Confesión de Fe. Fuente

Y no deja de ser interesante su declaración por la que recibió una gran ovación: «Hoy todos somos católicos«.

Nota despierta: Parece que Romney se desmarca de sus compañeros republicanos y lidera la ofensiva contra el actual presidente de los EEUU. Seamos conscientes de que gane quien gane, la solución se encuentra exclusivamente en la intervención de Dios, con la segunda venida de Cristo. Y tampoco olvidemos que no somos los ciudadanos los que elegimos a nuestros gobernantes sino que somos encarrilados como ganado para que elijamos uno de los dos caminos que confluyen en el mismo punto: el matadero.
 
Pero lo que nos trae hasta aquí es el altísimo contenido religioso que contienen los discursos políticos de los candidatos en EEUU. En este caso, el candidato republicano, no oculta sus raíces mormonas, proclama que Israel sigue teniendo la preeminencia y declara que su capital es Jerusalén. ¿Vemos aquí uno de los motivos más importantes por los cuales existe una gran lucha en oriente medio? Porque el gran objetivo es librar a Israel de sus molestos y amenazantes vecinos para que puedan apropiarse de Jerusalén y de la explanada del templo.
 
No olvidemos que los que manejan el cotarro en EEUU son, en su mayoría, sionistas. Por eso los candidatos van al AIPAC para solicitar apoyos.
 
Pero la cuestión es que Romney enarbola la idea de que EEUU ha sido elegido por Dios para que dirija el mundo, tal como lo predica la religión mormona. Es cierto que, en sus inicios, EEUU supuso una gran oportunidad a la libertad religiosa y permitió que la fe cristiana protestante escapara de los negros tentáculos del catolicismo, prosperando y propagando el mensaje de la salvación por la gracia por el mundo entero, pero poco duró esa libertad y aquel país con aspecto de cordero comenzó a hablar como dragón.
 
Satanás engañó a sus líderes y comenzó a crear todo un entramado que no sólo atraparía a EEUU sino al mundo entero.
 
«Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre». (Apocalpisis 13:11-17)
 
EEUU es esa segunda bestia que, como dice Romney, dirige el mundo, pero no por designio de Dios sino porque Satanás, el Dragón, el que habla por boca de esta bestia, así lo ha decidido y Dios lo permite.
 
No olvidemos que EEUU ejerce toda la autoridad de la bestia cuya herida mortal fue sanada. ¿Qué significa que ejerce toda la autoridad de la bestia?, ¿cuál es esa autoridad? Pues no es, ni más ni menos, que una autoridad moral, que EEUU decide qué está bien y qué está mal, quienes son los buenos y quienes los malos. Que regula la fe y que domina las conciencias tal y como lo hacía la primera bestia de la visión de Juan (el Vaticano).
 
Pero ¿cuándo lo hace?, ¿cuándo ejerce su autoridad? Cuando la herida de la primera bestia ha sido sanada. ¿Se ha recuperado de la herida de muerte sufrida en 1798 el Vaticano? Casi. Está a punto de hacerlo. Sólo le falta recuperar el dominio sobre todo lo que perdió, recuperar el dominio de Europa. ¿Lo hará? Por supuesto. Muy poco le falta para alcanzar la unificación política, económica, judicial, fiscal y religiosa en el viejo continente. Esta crisis ha sido creada para lograr tal fin.
 
Y cuando recupere su dominio total, entonces la segunda bestia ejercerá todo el poder, librando a la primera bestia de las miradas incómodas.
 
Obama fue elegido para borrar la imagen racista e imperialista de los EEUU, para que los países árabes quisieran copiar el modelo político americano y derrocaran a esos incómodos líderes que no quieren vender su país al sionismo internacional.
 
Ahora, una vez que la imagen de intolerancia racial ha caído, es necesario que caiga la de la intolerancia religiosa y, tal vez, el mejor candidato para ello sea un mormón.
 
La cuestión es que no debemos olvidar que nuestras creencias religiosas o morales nos definen y definen las decisiones que tomamos. Pero, como dijo Groucho Marx: «Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros».
 
Romney parece haber prometido proteger la libertad religiosa con su frase «Hoy todos somos católicos». ¿Estará hablando como cordero o como dragón?
Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.