El polo norte se ha desplazado 260 kms (161 millas) en 6 meses

2012 Últimas Noticias, 10 jun 2013 06:48 CDT

El polo norte magnético se ha desplazado 161 millas (260 kms) en 6 meses solamente, esto pone su llegada a Siberia en menos de 2 años, cuando llegue allí, habrá migrado 40 grados todo el hemisferio norte.

© Desconocido

En este punto, los polos podrían desplazarse a alta velocidad sobre el ecuador hasta que llega a 40 grados sur. Además, los científicos dicen que el campo magnético de la Tierra se debilita y podría desaparecer en menos de 500 años.

Ya ha sucedido antes 

El registro geológico sugiere que el campo magnético se ha invertido cada 250.000 años, lo que significa que, con el último evento de hace 800.000 años, otro parece estar atrasado.

“El Norte magnético se ha desplazado más de 1.500 kilómetros en el último siglo”, dijo Conall Mac Niocaill, un científico de la tierra en la Universidad de Oxford.

“En los últimos 150 años, la fuerza del campo magnético ha disminuido en un 10 por ciento, lo que podría indicar que una inversión esta en marcha..

La magnetósfera, nuestro escudo

La magnetósfera es una región alrededor de un planeta en la que el campo magnético de éste desvía la mayor parte del viento solar formando un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del Sol.

La magnetosfera terrestre no es única en el Sistema Solar y todos los planetas con campo magnético, Mercurio, Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno poseen una magnetósfera propia. Ganimedes, satélite de Júpiter, tiene un campo magnético pero demasiado débil para atrapar el plasma del viento solar. Marte tiene una muy débil magnetización superficial sin magnetosfera exterior.

En los polos magnéticos, las zonas en las que las líneas del campo magnético terrestre penetran en su interior, parte de las partículas cargadas son conducidas sobre la alta atmósfera produciendo las auroras boreales o australes. Tales fenómenos aurorales han sido también observados en Júpiter y Saturno.

En Enero de 2010, los científicos de la Nasa, reconocieron que el deterioro de la magnetósfera terrestre será la verdadera preocupación, especialmente durante el máximo solar.

La causa de ésta preocupación, es que han descubierto dos agujeros en la magnetósfera del planeta; por consecuencia, ésta protección nos puede fallar, y la radiación solar y electromagnética, podrían pasar através de ella y causar graves problemas a la vida como la conocemos (desactivando satélites de comunicaciones, teléfonos móviles, los patrones de sueño y el envenenamiento por radiación de los seres humanos, ésto entre muchísimos inconvenientes que se podrían desencadenar).

Además, como la tierra absorbe la radiación de energía extra, habrá posibilidades de cambios en el nucleo terrestre; ésta energía volvería a ser disipada, produciendo terremotos, erupciones volcanicas y fenómenos climaticos.

Fuente: SOTT

Nota dezpierta: La Biblia nos anuncia de forma clara que un gran acontecimiento precederá al final del tiempo final. En Apocalipsis se nos habla de un gran terremoto, de oscuridad del sol, y de la luna del color de la sangre.

Un tiempo terrible se aproxima, la Palabra de Dios lo llama “tiempo de angustia” o “la gran tribulación”. En ese tiempo, la gente tendrá que decidir si arriesga su limitada vida mortal para honrar a su Creador y ganar una vida eterna o si obedece a los hombres conservando su vida terrenal y se extingue para siempre.

Nadie que busque con sinceridad la Verdad perderá la oportunidad de conocerla, sin embargo, muchos preferirán hacer oídos sordos a esa verdad y seguirán a la mayoría que irremediablemente se perderá por haber desobedecido a su Dios.

Las advertencias están asustando incluso a los incrédulos. No seamos tan necios de no prestar atención a las señales de los cielos. Jesús vuelve pronto, prepárate espiritualmente para que Dios te de fuerzas físicas para soportar lo que viene. El día de la redención de los justos (justificados por Cristo) se acerca. Son buenas noticias.

Que Dios os bendiga.

La NASA advierte que “algo inesperado” sucede en el Sol

“Algo inesperado” está sucediendo en el Sol. Se supone que este año iba a ser el punto máximo del ciclo solar en 11 años, pero lo extraño es que en la actualidad la actividad solar es relativamente baja, señaló el observatorio de la NASA.

“Existe un número de manchas solares muy por debajo de los valores del 2011 y las fuertes erupciones solares que se esperaban han sido muy poco frecuentes”, asegura la agencia espacial.

En la imagen es posible ver a la Tierra orientada hacia la superficie del Sol, durante el 28 de febrero de 2013, observándose pequeñas manchas, pero si el Sol se encontrara en un máximo solar, debería la imagen estar acribillada con muchos puntos, señaló la NASA.

Esta tranquilidad mantiene desconcertados a los expertos, quienes pueden haberse equivocado en el cálculo del ciclo de máxima actividad solar que supuestamente estaría sucediendo en el astro rey.

Aseguradora británica alerta sobre ‘gran apagón’ por incremento de actividad solar

La Humanidad está en el inicio del periodo de la mayor actividad solar en 11 años, que podría afectar a todo, desde los hospitales hasta el sector bancario, así como acabar con la energía y ‘apagar’ la comunicación satelital en cualquier momento.

Así lo asegura la firma de seguros británica Lloyd’s of London, que expresó su preocupación por las posibles consecuencias del llamado ‘máximo solar’, el fenómeno que conlleva tormentas geomagnéticas y de radiación, peligrosas para los sistemas de comunicación.

“Las tormentas solares no son ciencia ficción, pueden afectar a todo, desde los hospitales a la banca”, advirtió Tom Bolt, de la compañía Lloyd´s. “Como los negocios y las sociedades están más interconectadas, el daño, producido por el clima espacial en un sector, podría conducir a fallos en otros”, explicó.

Durante el ‘máximo solar’, que se produce una vez cada 11 años, el campo magnético del Sol queda deformado dado que la línea equinoccial gira un poco más rápido que los polos. En este período, el Sol emite una radiación mucho más potente de lo normal y las erupciones solares violentas ocurren más a menudo.

El daño, producido por el clima espacial en un sector, podría conducir a fallos en otros”

Para observar los efectos de este fenómeno en la Tierra y sus consecuencias, la Agencia Espacial Europea está desarrollando una red mundial de estaciones de monitoreo, que pueda registrar hasta las pequeñas variaciones en señales de GPS y sea más precisa que todas las estaciones existentes.

RT / Visto en: Periodismo Alternativo

Nota dezpierta: Los avisos vienen de todos los sectores: el religioso, el científico, el de los negocios… Vivimos en una fragilidad constante y la vida se sostiene gracias a que nada extremadamente grave sucede en el planeta.

Puede que no sea este año o que incluso no ocurra en esta década, pero la pregunta es: ¿estaremos preparados física y espiritualmente para cuando la catástrofe nos alcance?

¿Somos conscientes de nuestra total dependencia de la energía eléctrica y de los sistemas informáticos?, ¿somos conscientes de que si los que están al mando quieren, mañana pueden resetear todo el sistema aprovechando un apagón energético?

Como digo, no podemos saber cuando ocurrirá y lo más importante es saber si estamos listos para escuchar el aviso personal que Dios nos haga para comenzar a independizarnos de las tramposas ventajas que nos supone vivir en las ciudades.

Oremos a Dios para que nos ayude a depender de su omnipotencia. Bendiciones.

Confirmado por la NASA: El sol está furioso.

Astrónomos de la NASA informaron este lunes que el período de ‘máximo solar’ anunciado para el 2013 se está haciendo evidente. La agencia estadounidense muestra dos fotografías del Sol, en octubre 2010 y octubre 2012, que destacan la diferencia entre estos dos años, mostrando un Sol evidentemente más activo en estos últimos meses.

El máximo solar, o la máxima actividad del Sol, se rige por ciclos naturales de alrededor de 11 años, que están marcados por el aumento del número de manchas solares. La disminución de éstas, a su vez indica el período de mínimo solar. Estas manchas son las que se observan de color oscuro en la superficie del Sol o fotosfera.

“El ciclo solar proporciona más que sólo el aumento de las manchas solares. En la atmósfera del Sol, o corona, aparecen brillantes regiones activas, que tienen sus raíces en las manchas solares más bajas”, destacan astrónomos de la NASA.

Los científicos están monitoreando de continuo las regiones activas del Sol, ya que son el origen de las erupciones y tormentas solares, que expulsan eyecciones de masa coronal (CME), que a veces van dirigidas directamente hacia la Tierra.

Cuando las CME chocan con el campo magnético de la Tierra, dependiendo de la intensidad y velocidad, potencialmente puede colapsar las fuentes de energía y afectar las redes de energía eléctrica. A su vez afecta las comunicaciones de alta y baja frecuencia, además de las comunicaciones GPS y satelitales.

La llegada de las partículas solares de las CME a los polos terrestres produce un cambio de ionización de éstas con coloridas auroras australes y boreales en los cielos nocturnos.
El mínimo solar más reciente tuvo lugar en 2008, y el sol comenzó a aumentar su actividad en enero de 2010, con una tormenta solar de rayos X, de magnitud M. Este destello de clase M “es 10 veces menos potente que las mayores llamaradas, etiquetadas como clase X“, señala la NASA.

Desde esta fecha el Sol se ha mantenido activo con tormentas solares de magnitud M y eventuales X. “El sol no ha dejado de ponerse en forma, con el próximo máximo solar previsto para 2013″, dicen los astrónomos.

“El viaje hacia el máximo solar es evidente en las imágenes actuales del sol, mostrando una marcada diferencia de las de 2010, con brillantes regiones activas repartidas por toda la estrella”.

Apocalíptico

USA ha levantado todas las alarmas. El ciclo solar ha cambiado y, con él, la inusual tranquilidad. El Sol entra en uno nuevo del que se espera una gran intensidad, lo que se traduce en mayor actividad magnética, más manchas y erupciones solares. Unos fenómenos que, aunque no lo parezca, pueden afectar enormente a nuestra actual sociedad plagada de sistemas de navegación y comunicaciones que podrían quedar en suspenso.

Y queda poco. Los científicos prevén que finales de 2013 será el momento de mayor actividad del nuevo ciclo. Aunque el riesgo se extenderá a los próximos seis años. La dependencia de las sociedades modernas, plagadas de redes de comunicación, satélites y telefonía móvil que podrían derrumbarse, agravan las consecuencias. Así, una tormenta solar extrema como la que se espera tendría graves consecuencias para nuestro estilo de vida.

Existen antecedentes que hacen presagiar lo peor. La tormenta solar más potente de la historia se produjo en 1859, aunque sus efectos fueron limitados dado que la energía eléctrica estaba en pañales. No obstante, las auroras boreales que provocó se pudieron divisar desde todos los rincones del planeta.

Otras más leves, pero más cercanas en el tiempo, ya mostraron su peligro para los servicios móviles, los GPS o las redes eléctricas. Por ejemplo, en 1994, una tormenta solar hizo caer dos satélites de comunicaciones durante horas, o en 1989, dejó fuera de funcionamiento durante más de nueve horas la planta hidroeléctrica de Quebec (Canadá), causando pérdidos de cientos de millones.

Pero… ¿cuáles serían los efectos de “la tormenta solar del siglo”? Los informes encargados por la NASA, el Ejército de USA, el Parlamento británico o de un grupo de expertos de la Comisión Europea creen que tras cinco días se viviría un verdadero ‘Armageddon’.

Para empezar, los accidentes aéreos y de tráfico se multiplicarían por una serie de fallos en los sistemas de rutas, de aterrizaje, de los semáforos y de las señalizaciones. Los sistemas eléctricos sufrirían un derrumbe total, dejando a las casas, las industrias, las refinerías o las plantas químicas sin energía. De no existir protocolos de actuación, las consecuencias de este colapso serían dramáticas. Los ascensores se convertirían así en otro punto negro, complicando las evacuaciones y dejando a personas atrapadas.

Como quedó de manifiesto en 1859, pueden desencadenarse además grandes incendios eléctricos simultáneos. Por si fuera poco, el suministro de agua dejaría de funcionar más allá del nivel del suelo, pues los sistemas de bombeo no funcionarían.

Las estaciones de servicio no podrían suministrar combustible de igual manera. Cualquier medio de transporte, además de un riesgo, tendría imposible repostar. Aunque poco importa, pues los cajeros automáticos tampoco operarían. Incluso, podrían desaparecer las bases de datos bancarias.

Con todo, serían los sistemas de comunicación los más afectados. Teléfonos móviles, ordenadores, radios y televisiones fallarían en cadena, dejando a la población aislada y sin información de cómo responder al caos. Por este motivo, las autoridades de USA han lanzado ya recomendaciones para estar preparados ante lo que se ha venido en definir como “la tormenta solar del siglo”.

Fuente: Urgente24