Detectan un operativo de una compañía militar privada en el maratón de Boston

Han detectado que se trata de empleados de la compañía de seguridad Craft International.

No se ha informado de que naturaleza era el cometido que se estaba realizando en el vento.

¿Qué hacía un equipo de Craft International, una renombrada compañía militar privada, en el maratón de Bostón?  Es la pregunta que se hacían expertos en inteligencia tras observar las fotos tomadas en la zona afectada por las explosiones, antes y después de las mismas.

Las imágenes de una pareja vestida con ropa táctica, con mochilas similares y el inconfundible pinganillo de comunicaciones justo al lado del epicentro de la explosión en la línea de meta levantaron una polvaerda.

Ha habido mucha discusión sobre los dos individuos, hasta que se ha convenido que se trata de empleados de una compañía al estilo de la denostada Blackwater, que realizaba un extraño operativo  militar, del que nadie ha informado oficialmente.

A los dos individuos que levantaron sospechas se les puede ver en la siguiente imagen, llevándose la mano a la oreja en un gesto inequívoco de usar un comunicador táctico.

El hecho de que presentaran un aspecto militar similar al de una unidad llevó a la confusión inicial, ya que incluso lucían un emblema similar al de los SEAL Team.

Al final, detectaron que los hombres eran empleados de Craft International, una empresa militar privada de naturaleza similar a Blackwater (ahora llamada Xe).

Craft International no es cualquier compañía, se trata de la empresa fundada por el francotirador Chris Kyle, el llamado Demonio de Ramadi, considerado el tirador más letal de la historia militar de EEUU asesinado el pasado febrero.

Fuente: http://www.teinteresa.es/mundo/Detectan-operativo-compania-maraton-Boston_0_903511867.html  / Visto en: El blog de Skiper

Fuerte explosión en una planta de fertilizantes en EE.UU.

558046_10151656519313273_440236588_n

Al menos 70 personas podrían haber muerto y cientos habrían resultado heridas por la explosión en una planta de fertilizantes cerca de la localidad Waco, en el estado de Texas, informó la cadena local de televisión KWTX

Una llamarada solar podría freír toda la tecnología

Dos científicos han sugerido una nueva explicación al llamado ‘fenómeno de Carlomagno’, según la cual una llamarada solar como la que afectó a la Tierra en el año 775 podría destruir los avances tecnológicos de nuestra civilización.

Adrian Melott, profesor de física y astronomía en la Universidad de Kansas, y Brian Thomas, de la Universidad de Washburn, han propuesto una nueva explicación para el ‘fenómeno de Carlomagno’, un brote de radiación registrado durante las guerras de Carlomagno contra los lombardos.

Este extraño fenómeno fue descubierto en 2012, cuando un análisis de los anillos de dos cedros japoneses reveló que entre los años 774 y 775 (precisamente cuando el emperador combatía a los lombardos), el nivel atmosférico de carbono-14 radiactivo aumentó en un 1,2%. Esto indica que los rayos cósmicos bombardearon nuestro planeta y convirtieron el nitrógeno-14 atmosférico en carbono-14.

Según Adrian Melott, los descubridores del fenómeno lo atribuyeron a una radiación mil veces más potente que la observada durante la tormenta geomagnética de 1859, la mayor en la historia de la humanidad. “Acabamos de repasar cuidadosamente estos cálculos erróneos y hemos descubierto que el estallido fue sólo 10-20 veces más fuerte que… en el año 1859 “.

La llamarada de la energía solar de 1859 provocó un apagón de energía y una aurora boreal visible hasta el Caribe, hasta el punto de que los habitantes de Montañas Rocosas se despertaron pensando que había amanecido. Sin embargo, en los años 774-775 no se observó nada extraordinario.

En efecto, una llamarada solar mil veces más poderosa que la más fuerte de todas las conocidas es imposible de aceptar. Pero la diferencia en 10-20 veces parece razonable. Según Melott, los datos de la sonda espacial Kepler muestran que estrellas como el Sol son propensos a desprender llamaradas periódicas de capacidad muy por encima a la normal. Una de estas llamaradas provocó un fuerte aumento de la radioactividad en 774-775, estima el científico.

Inocuo en 775, ¿letal en nuestra época?

Por cierto, el investigador cree que el evento no será el último. De acuerdo con datos suministrados por Kepler, fenómenos como éste se registran aproximadamente una vez cada mil años, así que pronto podría acaecer uno similar.

Si se diera el caso, la Humanidad sobreviviría al cataclismo con muchas más pérdidas que el Estado carolingio y sus contemporáneos. Los seres humanos en aquel entonces podrían haber padecido un aumento de enfermedades cancerígenas de piel (debido a la destrucción de una cantidad significativa de ozono), así como una disminución de las cosechas.

Pero en nuestro caso… Si en 1859 en todo el mundo falló la comunicación alámbrica (telégrafo), que es la más segura, es fácil imaginar cómo afectaría a la comunicación inalámbrica…

Un fenómeno 10-20 veces más potente que una erupción solar en la época de Carlomagno causaría en tubos de acero y gas-oleoductos una corriente eléctrica proporcional a su longitud. Quedarían dañados gasoductos y oleoductos, transformadores de potencia, etc. Sustituir o reparar todos los transformadores supondría un enorme trabajo.Y todo ello sin hablar de la disfunción masiva de la mayoría de los dispositivos electrónicos.

Fuente: actualidad RT    Visto en: el Blog de Skiper