Libertad de Educación y Desescolarización en España

“El educador mediocre habla. El buen educador explica. El educador superior demuestra. El gran educador inspira.”

William Arthur Ward

(escritor norteamericano 1921-1994)

         En un momento en el que todos los cimientos de muestra sociedad parecen convulsionarse, se hace imprescindible abordar la libertad de educación, como una de las preocupaciones más importantes por constituir el fundamento de la sociedad futura.

        Una libertad de educación de la que uno de sus  instrumentos más importantes, pero no el único ni tampoco está demostrado por nadie que sea el mejor, es la escuela y la escolarización obligatoria, aunque haya también otras opciones diferentes entre las que destaca la llamada “escuela en casa” o “movimiento por la libre educación”.

La escolarización obligatoria esconde, como grandes objetivos ocultos, por un lado, separar a los niños de sus progenitores lo antes posible, privándoles así de la calidez y el amor imprescindibles para su desarrollo natural fuera de su entorno más íntimo, al ponerlos en manos de terceros extraños llamados maestros o profesores -´funcionarios que, muchas veces inconscientemente y, siempre presumiendo en todos ellos la mejor voluntad, adoctrinan a los pequeños, a cambio de un salario, con ideas, religiosas o laicas, obligatoriamente impuestas por los burócratas de la enseñanza y sus gurús, los pedagogos, todo ello como consecuencia directa de la  dejación de las responsabilidades naturales que aquellos deberían tener para con sus pequeños, dejación muchas veces propiciada por el esclavista  trabajo asalariado.

Mientras que la otra gran finalidad oculta de la escolarización obligatoria es  ahogar el desarrollo de las capacidades naturales e innatas de los niños individualmente consideradas, diluyéndolas en un programa común que trata, obligatoriamente por igual lo que es, por naturaleza, desigual, insertando en la mente de los pequeños, desde su más tierna infancia, el deber de obedecer como autómatas a extraños a los que ni siquiera conocen, fundamento de los principios de jerarquía y autoridad de la sociedad organizada en forma de Estado de la que serán preparados para ser meros engranajes.

Esto explica, más allá de románticas ingenuidades, el por qué todos los gobiernos de todas las épocas, se han preocupado tanto y mostrado tanto interés por controlar, como máxima prioridad, lo que se enseña y a  quiénes enseñan, ya que lo que está en juego, son el desarrollo integral del ser humano y las libertades libertad ideológica y de pensamiento, enemigos naturales del Estado para el que la Libertad es el principal enemigo a combatir cuando no a suprimir.

Sin embargo, frente a la imposición institucional de cómo deben ser educados nuestros hijos, sobre qué materias (por inútiles que puedan ser) y la manera de atender sus potenciales individualidades, existen otras opciones, que no alternativas, a la hora de decidir educarlos libremente, destacando la llamada “escuela en casa”, opción reconocida y regulada en numerosos países (aunque no exenta de dificultades), especialmente los anglosajones, y que en el territorio peninsular ha sido ya reconocida en Cataluña por el Parlamento catalán (julio de 2009) aunque aún no esté regulada.

Me estoy refiriendo a la libertad de elegir enseñar a nuestros hijos a ser libres y a pensar por sí mismos sin necesidad de que nadie nos imponga cómo hacerlo, a enseñarles a escuchar sus intuiciones y  a desarrollarse conforme a sus capacidades innatas e inclinaciones naturales, más allá, de los intereses de los gobernantes de turno cuyo objetivo esencial es impedir que el niño pueda crecer libre, aprendiendo a ser y a vivir libre, más allá de convencionalismos sociales.

Pese a las muchas mentiras que se han vertido contra esta forma de educación en libertad, tanto desde los poderes públicos como privados, estudios sociológicos demuestran que los niños así educados no tienen problemas de socialización, presentan elevadas cotas de crecimiento personal, tienen más posibilidades de elegir lo que quieren hacer  y superan con facilidad las pruebas a las que, necesariamente todavía hoy, tendrán que someterse una vez alcanzados los 18 años, para obtener la correspondiente acreditación con la que desenvolverse en el sistema social en el que nos movemos.

Es muy importante que sepas que, en el territorio español a día de hoy, aunque digan a bombo y platillo que la escolarización básica es obligatoria, lo cierto es que, si los padres, son capaces de demostrar que están ocupándose de la educación de sus hijos, la Administración no podrá alegar absentismo, sin que tenga respuesta para estos casos y, en consecuencia, tampoco poder coercitivo para obligar a escolarizar a los pequeños.

¡Te has preguntado alguna vez si la fobia que tantos niños tienen hacia la escuela tradicional es “una enfermedad” u obedece a un miedo real?¿existe alguna clase de relación proporcional entre las enseñanzas impartidas obligatoriamente desde la más tierna infancia con la gran cantidad de ciudadanos resentidos que hay en la sociedad?¿por qué si somos tan permisivos con todo y con todos, somos, por el contrario, tan drásticos y exigentes con los más pequeños?¿por qué si no se pide certificado para ser papás, sí se exige, sin embargo, para ser educadores de sus propios hijos?

        Por todas estas razones, abogo por la drización, entendiendo por tal, no el que a los niños se les prive de la educación que necesitan, sino de que nadie ajeno a su círculo de confianza más íntimo, por muchos errores que pudieran cometer, pueda imponerles sus contenidos y modalidades, ya que tampoco nadie podrá conocerlos mejor ni cuidarles con mayor esmero, potenciando el respeto a su individualidad, fundamento que constituye el antídoto contra los grandes males del sistema educativo convencional.

Te recomiendo por ser de especial interés en esta materia:

– blog   de la Asociación Española de Educación en Familia , donde, si estás interesado, puedes solicitar gratuitamente un dossier con información sobre este asunto

http://educacionenfamilia.blogspot.com.es/

la entrevista realizada por el diario La Vanguardia a Xavier Ala Aguilar, fundador de la Asociación por la Libre Educación

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/2008/09/15/pagina-64/73843781/pdf.html

– vídeo explicativo del Movimiento por la Libre Educación y la educación en Familia

– blog Aires de Cambio http://www.airesdecambio.com/xavier-ala-las-familias-que-funcionan-educando-en-casa-son-las-que-tienen-ritmos-estructuras-y-pautas/

Entrevistas y experiencias sobre crianza y cole en casa – Homescholing

http://radioschooling.wordpress.com/2011/11/10/xavier-ala-historia-del-homeschooling-en-espana/

Recomiendo el bonito artículo publicado en este blog “la lengua de las mariposas”

http://laventanaesmeralda.blogspot.com.es/2013/10/la-lengua-de-las-mariposas.html

Fuente:  La Ventana / Visto en: periodismoalternativo

EE.UU.: una escuela expulsa a una alumna que se negó a que la ‘marcaran’ con un chip

Una pareja religiosa se niega a que su hija lleve en la escuela un chip de localización obligatorio que consideran “la marca de la Bestia”

EE.UU.: una escuela expulsa a una alumna que se negó a que la 'marcaran' con un chip

nisd.net

Una joven no podrá continuar sus estudios en una escuela de Texas después de que se negara a llevar una tarjeta de identificación y rastreo, un dispositivo que la familia -muy religiosa- denomina “la Marca de la Bestia”.

Desde el pasado mes de octubre los estudiantes de algunas escuelas del Distrito Escolar Independiente de Northside, en Texas, son obligados a llevar tarjetas estudiantiles que contienen un chip integrado de identificación por radiofrecuencia (RFID) con el que la escuela rastrea la ubicación de un estudiante en todo momento.

Ángela Hernández, de 15 años, estudiaba en John Jay, uno de los centros incluidos en la iniciativa. Después de que ella se negara a usar el dispositivo de rastreo le comunicaron que tendría que buscar otra escuela por negarse a utilizar la tarjeta. 

La familia de la estudiante, muy religiosa, demandó al Distrito Escolar alegando que el dispositivo es la “marca de la bestia” que se menciona en la Biblia.

Un juez federal de Texas y un tribunal federal de apelaciones dictaminaron que la escuela no violó la libertad de religión de los Hernández y que la expulsión se debía a que la estudiante no cumplió con las reglas de la institución. Asimismo, recordaron que el uso de este tipo de identificación es obligatorio, por lo que la joven no podrá estudiar ahí a partir del 22 de enero, cuando comience el próximo semestre.

En octubre del año pasado se hizo público el proyecto ‘Student Locator Project’cuya aplicación está prevista para 112 escuelas de Texas y 100.000 estudiantes en un esfuerzo por reducir el absentismo escolar.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/84172-eeuu-escuela-expulsa-alumna-se-nego-marcaran-chip

Nota dezpierta: No me cansaré de decir que el chip no puede ser la marca de la Bestia. Por muy religiosos que pretendamos ser, debemos saber entender que llevar una tarjeta identificativa no puede marcarnos para la condenación. Eso es evidente.

La marca de la bestia, igual que el sello de Dios, es una marca espiritual que tiene que ver con nuestra decisión de obedecer a los hombres en vez de a Dios. ¿Desobedecemos en algo a Dios colocándonos un chip RFID? NO.

Pero, aunque considero que los chips no son la marca de la bestia, no quiero decir que no sean peligrosos y las políticas acerca de la colocación de tarjetas con chips, como las de crédito, las de los móviles, las de las tarjetas de identificación, etc. no son más que la preparación de una sociedad totalmente controlada que no pueda hacer otra cosa que obedecer. Esa obediencia obligatoria que nos espera en un futuro cercano será impulsada con herramientas como los chips, las redes sociales, el teléfono móvil, etc.

Esas herramientas serán las utilizadas por la élite adoradora de Lucifer y de sí mismos para doblegar nuestra voluntad y obligarnos a desobedecer a Dios para evitar castigos como la marginación, la cárcel, torturas e incluso la muerte.

También me resulta muy curioso que  el tribunal federal de apelaciones dictaminó que la escuela no violó la libertad de religión de los Hernández. ¿Cómo puede un tribunal dictaminar cuál es la religión de una persona si esa es algo íntimo y totalmente personal? Si mi religión personal me dicta que no coma plátanos por ejemplo, nadie puede decir que esa no es mi religión, porque no pueden entrar en ese ámbito tan íntimo.

El problema es tremendamente grave porque un tribunal se ha permitido el derecho de decidir lo que es un derecho religioso y lo que no lo es. Es decir, que visto lo visto, mañana podrían decir que negarse a realizar un aborto o a llevar armas o a arrodillarse ante un líder no tiene nada que ver con la religión y obligarnos a todos a hacerlo.

Por tanto, no nos vamos a encontrar con que vayan a dejar de respetar los principios religiosos individuales sino que ellos, los dirigentes, van a decidir que son derechos religiosos y qué no lo son.

Les queda poco tiempo para actuar. Jesús vuelve pronto.

Escándalo en Australia tras prohibir los abrazos entre compañeros

La surrealista noticia saltó hace pocos días cuando se conoció que en varios colegios del país estaban castigando a los niños por abrazar a sus amigos en clase.  El caso más sonado fue el de Amber, una de las primeras alumnas castigadas por incumplir la nueva normativa.

Los padres y madres del país han puesto el grito en el cielo por este caso. La madre de Amber, Heidi Rome, está solicitando a la escuela una disculpa por una sanción que considera desproporcionada, y ha creado una página en Facebook para recoger firmas de otros padres.

Pero aquí no queda todo porque días después se conocía el caso de una niña de 6 años a la que también habían castigado por abrazar a una compañera cuando entró en clase. Hay que resaltar que la norma del “no-abrazo” se extiende por varios centros del país.

En este sentido, una portavoz del colegio de Amber, Gemma Preston, ha dicho que esta norma se creó por los “padres que se quejaron de que sus hijos volvían heridos por abrazos excesivos“, subraya.

Fi Garde, la madre de la niña de 6 años, se explicaba en una red social: “Somos una familia abrazadora, he tenido que explicarle que una vez que suena la campana ya no puede dar abrazos, por muy alegre que esté su corazón, hasta que salga del colegio. Qué triste”, criticó.

Muchos padres apoyan esta reivindicación y encuentran ridículas las prohibiciones, denunciando que hay escuelas más preocupadas por hacer cumplir esta norma que por los problemas de “acoso escolar”. Entre otras cosas, añaden que la escuela debe ser un lugar amable y acogedor, y que prohibir la expresión física del afecto puede enseñarles a autocensurar sus emociones.

Otros están de acuerdo en que siga existiendo porque estaban cansados de que sus hijos volviesen con rozaduras o moratones por abrazos demasiado efusivos. ¿No sería mejor explicarles algunos límites? ¿Piensas que es necesario poner restricciones a la expresividad y al afecto en la escuela?

Fuente: http://es.tendencias.yahoo.com

Nota dezpierta: Rara vez he visto a un niño pequeño esconder sus sentimientos por miedo al ridículo o al rechazo. Los niños son los únicos seres humanos que quedan que se expresan de verdad sin temor al qué dirán.

En Australia quieren acabar también con esto y no me extrañaría que después siguieran el resto de países.

Dice la noticia que los padres estaban cansados de  que sus hijos volviesen con rozaduras y morados por los abrazos de sus compañeros. Ojalá los adultos fuéramos llenos de heridas y moretones por ese motivo, por las muestras efusivas de cariño. ¿Desde cuando un moretón o una rozadura suponen un riesgo para la salud de alguien?, ¿cuando dejaron los niños de hacerse morados, chichones y heridas por cualquier actividad física realizada?

La élite nos está manipulando a través del cine y la televisión para que rechacemos todo contacto físico con la realidad. Es suficiente lo virtual, no necesitas la experiencia real. ¿Por qué tener sexo real (con tu pareja) cuando puedes tener cibersexo con decenas de mujeres y hombres al mismo tiempo? No te manchas, no te cansas, no te desplazas, no te comprometes, no corres riego de transmisión de gérmenes. ¿Por qué tener tu propio huerto real si puedes tirarte el día cultivando una granja en facebook?, ¿para qué hablar cara a cara si tienes programas de mensajería en el móvil con emoticonos y todo?, ¿para qué jugar al fútbol con los amigos si puedes jugar sólo contra la videoconsola? Así, si pierdes sólo tú te enteras. 

Estas situaciones me recuerdan a la película “Demolition Man”, en la que el contacto físico estaba mal visto y todos vivían bajo el dominio de un gobierno dictatorial que castigaba la más leve distracción moral.

Vamos hacia un mundo en el que ya es difícil diferenciar la realidad de la ficción, un mundo en el que se ha perdido el contacto con la realidad y desconocemos las sensaciones que aporta una experiencia real. Cuando los niños dejen de abrazarse, entonces, no habrá motivos para alegrarse de la existencia del ser humano en la tierra porque habremos perdido lo que nos ayudó a llegar hasta aquí.

Jesús vuelve muy pronto. Este mundo es insostenible sin Él.