Aseguradora británica alerta sobre ‘gran apagón’ por incremento de actividad solar

La Humanidad está en el inicio del periodo de la mayor actividad solar en 11 años, que podría afectar a todo, desde los hospitales hasta el sector bancario, así como acabar con la energía y ‘apagar’ la comunicación satelital en cualquier momento.

Así lo asegura la firma de seguros británica Lloyd’s of London, que expresó su preocupación por las posibles consecuencias del llamado ‘máximo solar’, el fenómeno que conlleva tormentas geomagnéticas y de radiación, peligrosas para los sistemas de comunicación.

“Las tormentas solares no son ciencia ficción, pueden afectar a todo, desde los hospitales a la banca”, advirtió Tom Bolt, de la compañía Lloyd´s. “Como los negocios y las sociedades están más interconectadas, el daño, producido por el clima espacial en un sector, podría conducir a fallos en otros”, explicó.

Durante el ‘máximo solar’, que se produce una vez cada 11 años, el campo magnético del Sol queda deformado dado que la línea equinoccial gira un poco más rápido que los polos. En este período, el Sol emite una radiación mucho más potente de lo normal y las erupciones solares violentas ocurren más a menudo.

El daño, producido por el clima espacial en un sector, podría conducir a fallos en otros”

Para observar los efectos de este fenómeno en la Tierra y sus consecuencias, la Agencia Espacial Europea está desarrollando una red mundial de estaciones de monitoreo, que pueda registrar hasta las pequeñas variaciones en señales de GPS y sea más precisa que todas las estaciones existentes.

RT / Visto en: Periodismo Alternativo

Nota dezpierta: Los avisos vienen de todos los sectores: el religioso, el científico, el de los negocios… Vivimos en una fragilidad constante y la vida se sostiene gracias a que nada extremadamente grave sucede en el planeta.

Puede que no sea este año o que incluso no ocurra en esta década, pero la pregunta es: ¿estaremos preparados física y espiritualmente para cuando la catástrofe nos alcance?

¿Somos conscientes de nuestra total dependencia de la energía eléctrica y de los sistemas informáticos?, ¿somos conscientes de que si los que están al mando quieren, mañana pueden resetear todo el sistema aprovechando un apagón energético?

Como digo, no podemos saber cuando ocurrirá y lo más importante es saber si estamos listos para escuchar el aviso personal que Dios nos haga para comenzar a independizarnos de las tramposas ventajas que nos supone vivir en las ciudades.

Oremos a Dios para que nos ayude a depender de su omnipotencia. Bendiciones.

Estados Unidos hace un llamamiento por «la tormenta solar del siglo»

En la resolución parlamentaria se ha pedido que se doten de los recursos necesarios para abastecer a la población.

El Congreso de Estados Unidos ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que desarrollen un plan de emergencias de cara a estar preparados para «la tormenta solar del siglo». Además, en una resolución parlamentaria, actualmente en trámite, se ha pedido a las comunidades locales que se doten de los recursos necesarios para abastecer a la población de un mínimo de energía, alimento y agua. Del mismo modo, la resolución destaca la importancia de una prevención adecuada ante este tipo de fenómenos por parte de las comunidades de vecinos, ya que se necesita coordinación entre los diferentes agentes.

El texto también cita los distintos informes previos elaborados por Protección Civil de Estados Unidos (FEMA), en los que se informa sobre la forma de actuar ante estos eventos, así como los informes del regulador eléctrico estadounidense (NERC) y los del Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno. Desde España el Observatorio del Clima Espacial ha recordado que, a pesar de la contundencia de algunos apartados, esta resolución trata de potenciar unas buenas prácticas preventivas entre el público, así como definir la amenaza. De este modo, los ciudadanos «pueden estar preparados».

En este sentido, el observatorio ha apuntado que, aunque «con mucho menor calado», el Parlamento español también está tramitando desde hace meses una resolución, a propuesta del PSOE, para prevenir las consecuencias de una tormenta solar extrema. Además, en Alemania, Francia, Reino Unido y otros países europeos se están tomando «importantes medidas en la misma línea preventiva», ha apuntado. Este mes la NASA alertaba de que, en 2013, el Sol llegará a una etapa de su ciclo natural durante la cual los grandes eventos, como llamaradas y tormentas solares son más probables.

Fuente: ABC.es / EP

Nota dezpierta: El mundo observa al cielo con temor. Somos un puntito insignificante en medio de un vastísimo espacio lleno de amenazas como asteroides, planetas, estrellas, agujeros negros, etc.

Pero estamos aquí porque existe una fuerza divina que nos ha protegido del desastre desde que el mundo fue creado. Algunos prefieren llamarlo escudo magnético terrestre y atmósfera.

La maldad del mundo actual es incompatible con la presencia protectora de nuestro Creador, la iniquidad de los seres humanos rebosa cualquier límite, la moral que hubo se desvanece entre la codicia y el orgullo.

Y los líderes miran al cielo con estupor, mientras preparan sus búnkers con la esperanza de resistir la amenaza exterior.

¿Sucederá un evento como el de Carrington en la actualidad? Es muy posible, pero con el agravante de que nuestro escudo magnético está muy debilitado para ofrecer una resistencia digna.

Además, si la *tormenta de Carrington no tuvo consecuencias brutales fue debido a que nuestra civilización tecnológica todavía estaba en sus inicios: si se diese hoy los satélites artificiales dejarían de funcionar, las comunicaciones de radio se interrumpirían y losapagones eléctricos tendrían proporciones continentales y los servicios quedarían interrumpidos durante semanas.

¿Debemos tener temor acerca de lo que sucederá? No podemos asegurar que suceda algo así, pero la profecía es clara: “porque aquellos días serán de tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá”. (Marcos 13:19) y “en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias que están en los cielos serán conmovidas”. (Marcos 13: 24-25)

Pero lo más importante de todo es que podemos tener la confianza de que Dios está al timón de nuestras vidas. No permitirá que nuestra salvación se vea comprometida por alguno de estos eventos. Cuando ocurran estas cosas, debemos estar felices porque su venida está muy cerca:

“Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria. Y entonces enviará sus ángeles, y juntará a sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.

De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca”. (Marcos 13:26-30)

Bendiciones.