Al menos 91 muertos y más de 100 heridos por tornado gigantesco en Oklahoma

EFE mar, 21 mayo 2013 10:20 CDT

Al menos 91 personas, 20 de ellas niños, han muerto en Oklahoma City, en el centro-sur de EEUU, a causa del tornado gigantesco que ha asolado la zona en las últimas horas, informó hoy The New York Times.

tornado en Oklahoma

© EFE/ Ed Zurga
Miembros de la Cruz Roja reparten alimentos en un centro tras el paso del tornado que afectó a la localidad de Moore en Oklahoma (Estados Unidos) hoy, martes 21 de mayo de 2013. Al menos 91 personas, 20 de ellas niños, han muerto en Oklahoma City, en el centro-sur de EEUU, a causa del tornado gigantesco que ha asolado la zona en las últimas horas. Fuentes hospitalarias han cifrado en 145 el número de heridos, de los cuales 70 son menores, por los efectos del potente tornado, que ha arrancado casas y levantado automóviles, además de destrozar al menos dos colegios.

Amy Elliot, portavoz de la oficina del forense de la localidad, confirmó la muerte de 91 personas, incluidos los niños, y no se descarta que la cifra pueda aumentar más, según el diario.

Fuentes hospitalarias han cifrado en 145 el número de heridos, de los cuales 70 son menores, por los efectos del potente tornado, que ha arrancado casas y levantado automóviles, además de destrozar al menos dos colegios.

Las autoridades han asegurado que muchas personas siguen atrapadas y los equipos de rescate continúan buscando entre los escombros, en particular en el suburbio de Moore, donde han tenido lugar los mayores daños, según el diario.

Al menos siete e los niños fallecidos eran alumnos de la escuela elemental Plaza Towers, en Moore, que quedó reducida a escombros, y donde se ha rescatado a algunos menores, pero la búsqueda continúa ante el temor de que muchos sigan atrapados.

También la escuela elemental Briarwood de Moore recibió el impacto directo del tornado, según las autoridades.

El tornado, de más de tres kilómetros de diámetro, duró unos 40 minutos y cumplió un recorrido de unos 32 kilómetros entre las poblaciones de Newcastle y Moore.

Entre los edificios afectados hay dos escuelas, un cine y un hospital y se teme que cientos de familias han perdido sus hogares.

El Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) señaló que fue un tornado de categoría EF4, la segunda máxima, con vientos de hasta 320 kilómetros por hora.

Se da la circunstancia de que en 1999 otro tornado afectó a Moore, destruyó parte de la localidad y mató entonces a 41 personas.

“Estamos haciendo todo lo que podemos para encontrar a los que estén heridos o desaparecidos”, declaró en una comparecencia de prensa la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin.

“Necesitamos muchas oraciones esta noche”, añadió la gobernadora.

El presidente de EEUU, Barack Obama, habló por teléfono con Fallin tras ser informado de la devastación provocada por el tornado para expresar su preocupación por lo ocurrido y por todos los afectados, indicó la Casa Blanca.

De acuerdo con Obama, la agencia federal de emergencias (FEMA) ya ha puesto a un equipo de asistencia a disposición de las autoridades locales y estatales para apoyarlas sobre el terreno en todo lo que sea posible.

El gigantesco tornado golpeó a Oklahoma City apenas unas horas después de que en la madrugada del domingo al lunes otros tornados sacudieron el estado y se cobraron la vida de por lo menos dos personas, además de dejar casi una treintena de heridos y unas trescientas casas destruidas.

Fuente: SOTT

La tierra se traga las casas en California

foto053

Ocho casas han sido abandonadas hasta el momento y 10 más deben ser desalojadas pronto, luego que aparecieron grietas y secciones enteras se han ido al suelo o se han hundido.

Una casa de estilo Tudor fue un sueño de larga data para Scott y Robin Spivey, que vivieron en el barrio Lake County durante 11 años.

Pero los Spiveys se vieron obligados a evacuar cuando las grietas comenzaron a aparecer en sus paredes en marzo.

Las pequeñas grietas se convirtieron en fracturas abiertas, que culminaron en su garaje de 600 metros cuadrados hundido 10 pies debajo del suelo:

No pasó mucho tiempo para que las casas de sus vecinos también colapsaran.

Scott Spivey, un ex inspector de construcción, dijo: “Queremos saber lo que está pasando”.

Randall Fitzgerald, un escritor que compró su casa en Lakeside Heights hace un año, añadió: “Es un desastre en cámara lenta.”

Los frustrados propietarios se han visto obligados a ver como una colina con vista panorámica de Clear Lake y el volcán Monte Konocti lentamente se tragan todo. Los hogares de California que se están hundiendo fueron construidas hace 30 años.

La situación es diferente de los sumideros de la Florida, que han sido conocidos por tragar casas enteras en un instante. En este caso el hundimiento se puede mover varios metros en un día, y sólo pocos centímetros al siguiente. El director de Obras Públicas del condado dijo que el hundimiento de las casas resulta confuso para todos.

“Tenemos un volcán inactivo, y estoy seguro de que muchas cosas que ocurren aquí son el resultado de eso, pero no sabemos exactamente lo que pasa.” Algunos de los rompimientos del terreno están sucediendo en la superficie.

Un geólogo advirtió que el terreno podría estar en peligro hasta la roca madre, que descansa 25 metros bajo la superficie. Las grietas también han aparecido recientemente en las carreteras y que van más allá de la superficie.

En un intento de respuestas para detener más hundimiento de hogares de California, funcionarios han inspeccionado los planes originales de desarrollo. Sin embargo, no han encontrado nada que sirva para vislumbrar el problema real.

Tom Ruppenthal, un consultor Utilities Services Associates en Seattle, sugirió que el agua subterránea podría haber cambiado de rumbo.

Los hogares que ya han caído han sido marcados para ser retirados obligatoriamente. Pero la ladera está tan inestable que no puede soportar el equipo necesario para completar el trabajo.

Visto en: Periodismo Alternativo

Nota dezpierta: Lo siento mucho por todos aquellos que están perdiendo lo que con tanto esfuerzo les costó ganar.

Pero ya lo dice la canción: “Sobre la Roca el sabio edificó…” Si han edificado sus vidas sobre Cristo, este será un revés que les fortalecerá y les dará más confianza en su Creador y Sustentador.


Bendiciones.