¿Quienes son los 144000?

Como podréis observar en el cuadro de abajo, son muchas las coincidencias bíblicas que nos hacen entender que los 144000 son un número simbólico que representa a los salvos que han atravesado la gran tribulación (que estamos a punto de atravesar).

No existen razones para creer en un exclusivo grupo elegido por Dios, como tratan de hacernos creer algunas religiones. Todos los que atraviesen con éxito, sin contaminarse con el satanismo reinante en esta era y poniendo su vida en manos de Jesucristo, formarán parte de ese grupo de salvos.

Grupo que no tendrá ventajas frente al resto de salvos de otras épocas. Pero que habrán sido bendecidos grandemente mediante la purificación de sus caracteres debido al paso a través de la Gran Tribulación. Una vez salvos, pasarán a formar parte de la gran muchedumbre y todos juntos servirán al Todopoderoso.

144000

Que tengáis un feliz Sabbath.

El Presidente de Sociedad Bíblica Mundial dice que el regreso de Jesús es probable entre 2018 y 2028

El Dr. F. Kenton Beshore, Presidente de la Sociedad Bíblica Mundial, ha dicho que en base a una vida de estudio, cree que el “Rapto” es probable que se produzca antes del año 2021, mientras que la Segunda Venida de Jesucristo ocurrirá entre 2018 y 2028.
Hay unos 144.000 judíos que durante la Tribulación van a volver al Señor”, dijo en uncomunicado, Beshore, quien tiene unos 86 años de edad, “Ahora, todos vamos a estar fuera (después del rapto).
“Pero si podemos hacer que las Escrituras judías las tengan en sus manos ahora, el Espíritu Santo los llevará a ese momento adecuado. Pueden haberla dejado a un lado, pero volverán a leerla, volverán al Señor, billones y billones a Jesús”.
Él agregó que por divulgar esta afirmación, se espera que en este momento se entre a una crisis económica mundial, política y espiritual, que inspirará a los creyentes a prepararse para la mayor oportunidad de evangelizar el mundo en los últimos 2.000 años.
Beshore, quien comenzó su ministerio a los 19 años de edad, ha obtenido cinco títulos de doctorado en teología, en la actualidad dirige la World Bible Society, una organización cristiana que ha distribuido casi 60 millones de copias de la Biblia en más de 65 países de todo el mundo.
La organización ofrece una oportunidad para que las personas que deseen ayudar a las familias judías reciban Biblias para contribuir a educar e iluminarlos.
El Dr. Beshore, también ha publicado un libro frente a la pregunta: “¿Cuándo ocurrirá el Rapto? (When will the Rapture Take)” donde se insta al despertar espiritual de las masas para que puedan velar por el cumplimiento de esas profecías. También enseña a las personas cómo deben prepararse para los próximos eventos bíblicos.
Él dice que los hechos de estos eventos se encuentran en el libro del Apocalipsis, y dice que el rapto es un evento futuro en el que los creyentes verdaderos de Cristo serán tomados desde la Tierra para vivir con Cristo – aunque existen diversas interpretaciones sobre cuándo o cómo el evento en realidad podría tener lugar. La Segunda Venida se refiere a una época en que Jesucristo volverá a la tierra para cumplir las profecías expuestas en la Biblia. La tribulación, por otro lado, es descrita por el teólogo como un período de siete años- cuando Dios castigará a los de la Tierra, para finalmente juzgarlos a todos.
Los esfuerzos del Dr. Beshore, se centran en este período de siete años (La Gran Tribulación) se espera que los 144.000 según él serán judíos que van a volver a Cristo, según describe el Apocalipsis.
El teólogo insiste en que nadie puede saber la fecha exacta de cuando Jesús regresará, pero hay argumentos para los “tiempos y las sazones”, o el margen de tiempo.
Algunos ejemplos, muestran que la gente puede ver las señales que predicen el regreso de Cristo, Jesús señala en las declaraciones en Mateo 24:33 que “Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas”, y su mandato en Mateo 24: 42-44: “Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis”.
También afirmó que las personas que vivieron en la época de Noé, se les dio más de 100 años de advertencia antes de la gran inundación, y que Lot y su familia fueron advertidos antes de la destrucción de Sodoma y Gomorra.
El teólogo pasó a enumerar otros ejemplos de lo que él ve como una evidencia de que estamos viviendo cerca de los tiempos del fin.
“Maestros de la Biblia han envejecido y han muerto predicando sobre el rapto, una palabra que no existe en la Biblia – inminencia-”, dice Beshore. “La inminencia palabra que significa el Rapto puede ocurrir cualquier día. La Biblia no enseña eso. La Biblia enseña que ciertos acontecimientos deben tener lugar antes del Rapto-. Ese día no puede venir a excepción de que la apostasía ocurra y el hombre de pecado sea revelado”.
Nota dezpierta: Es una pena que con 86 años, 5 doctorados en teología y dirigiendo una Sociedad Bíblica, este señor esté tan confundido con hasta el punto de hablar del rapto y de la venida de Jesús como dos eventos distintos.
Lo que nos cuenta Apocalipsis es que los santos, los 144000 son aquellos que no se contaminaron con rameras espirituales y que resistieron durante la gran tribulación.
No habrá rapto secreto para la iglesia, porque es necesario que seamos purificados por medio de las pruebas. Y por supuesto, si habrá un “arrebatamiento” será coincidente con la segunda venida de Jesús y todo ojo lo verá.
No podemos saber cuando volverá Jesús, esperamos que sea pronto. Pero nunca me atrevería a publicar un rango de fechas.
Que Dios os bendiga.

La parábola del banquete de bodas

Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo; y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; mas éstos no quisieron venir. Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; venid a las bodas. Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios; y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron. Al oírlo el rey, se enojó; y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos homicidas, y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos. Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados.

Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos”. (Mateo 22:1-14)

Existen algunos grupos religiosos que se empeñan en hacer distinción entre unos creyentes y otros. Para eso utilizan el texto de Apocalipsis que dice que Juan oyó el número de 144.000 escogidos (Apocalipsis 14) y después vio una gran multitud que no se podía contar.

Podría parecer que, efectivamente, Dios tiene un número exacto de creyentes resevados para gobernar con Él, mientras una gran multitud vive en la Tierra sin tener acceso a su Dios. Pero tenemos razones más que suficientes para creer que Dios no hace distinciones y que ese número es más simbólico que literal y que resulta de la multiplicación de 12 x 12 x 1000, cifras que son claramente simbólicas, ya que 12 simboliza el gobierno perfecto y 1000 podría servir para potenciar la cifra resultante.

No obstante, tenemos las palabras de Jesús, en sus parábolas, que nos ayudan a entender bien en qué consiste el reino de Dios:

Ese Rey les dice a sus sirvientes que traigan a las bodas a aquellos a los que se encuentren por los caminos y estén dispuestos a venir. No importa la ropa que lleven, porque el Rey les lavará y les dará ropas limpias, ropas dignas de una boda.

En el banquete no hay una mesa mejor que otra, todos los hallados comparten mesa con el Rey y su Hijo. Así que no existe una élite de salvos, porque todos somos invitados a la mesa de nuestro Dios, sólo tenemos que despojarnos de nuestro trajes harapientos y ponernos los vestidos de justicia de Cristo.

Que Dios os bendiga.

¿Qué es el milenio y en qué consiste?

La idea de que existirá un periodo de mil años después de la segunda venida del Mesías podemos extraerla de Apocalipsis 20:1,2 donde dice: “Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años“.

Ese texto ha dado mucho que pensar a los estudiosos bíblicos y las diferentes religiones cristianas tienen explicaciones tan variadas como numerosas.

No es que me parezca uno de los puntos más trascendentales a debatir, porque lo que tenga que ser será y creo que hay temas más inminentes que tratar. Tengamos en cuenta que esto sucederá después de que los salvos y los condenados sean separados. Así que nuestro destino estará sellado.

Pablo dice: “El Señor mismo descenderá del cielo con mandato soberano, con la voz del arcángel y con trompeta de Dios.” Y el Salvador declara que “verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y grande gloria.” “Porque como el relámpago sale del oriente, y se ve lucir hasta el occidente, así será la venida del Hijo del hombre.” Será acompañado por todas las huestes del cielo, pues “el Hijo del hombre” vendrá “en su gloria, y todos los ángeles con él.” “Y enviará sus ángeles con grande estruendo de trompeta, los cuales juntarán a sus escogidos.” (1 Tesalonicenses 4: 16; S. Mateo 24: 30, 27, 31; 25: 31, V.M.)

Sigue leyendo