España: Estado policial

El anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que pretende aprobar el Consejo de Ministros este viernes contempla una serie de sanciones a actos que han venido teniendo lugar durante el último año, como las concentraciones ante el Congreso de los Diputados y los escraches promovidos por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Pero no son los únicos actos de protesta que estarán prohibidos y por tanto sancionados. He aquí otros actos que quedarán castigados como infracciones graves o muy graves con entre mil y 600.000 euros.

Grabar a agentes de Policía: Hasta 600.000 euros

GTRES

    La grabación y difusión de imágenes de agentes de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de su trabajo que atenten contra el derecho a su honor o su imagen y que puedan poner en peligro su seguridad o la de la intervención policial correspondiente. En la imagen, manifestantes graban con sus móviles a los agentes durante una protesta contra los recortes en junio de 2013.

    Concentraciones ante el Congreso: hasta 600.000 euros

    EFE
    Las concentraciones no comunicadas ante instituciones del Estado como el Congreso, el Senado, los parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque en ese momento no tengan actividad. En la fotografía, las vallas rodeando al Congreso en abril de 2013.
    Escraches: Hasta 600.000 eurosGTRES
    Los escraches o actos de acoso a cargos públicos. La ley contemplará que la Policía pueda establecer un perímetro de seguridad que no deben sobrepasar los concentrados. En la foto, un escrache en Madrid en abril de 2013.
    Alterar el orden encapuchado: Hasta 30.000 eurosGTRES
    Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación. En la imagen, un manifestante encapuchado y con máscara de Anonymous es identificado por la Policía en noviembre de 2013 en Madrid.
    Insultar a un Policía: hasta 30.000 eurosGTRES
    Amenazar, coaccionar, vejar e injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad cuando estén velando por el mantenimiento del orden público, por ejemplo en manifestaciones u otro tipo de protestas. En la fotografía, un manifestante se enfrenta a un agente en la Puerta del Sol.
    Dañar contenedores: Hasta 30.000 eurosEFE
    Los daños a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos. En la foto, contenedores quemados en la huelga de limpieza de Madrid de noviembre de 2013.
    Hacer barricadas: Hasta 30.000 eurosGTRES
    Obstaculizar la vía pública con neumáticos u otros enseres que impidan la normal circulación de vehículos y personas. En la fotografía, contenedores volcados en el campus de Somosaguas de la Complutense durante la huelga educativa de octubre de 2013.
    Protestar escalando a un edificio: Hasta 30.000 eurosGTRES
    Escalar como acción de protesta edificios públicos o precipitarse desde los mismos. En la imagen, dos activistas de Greenpeace, encaramados sobre la Sagrada Familia de Barcelona.
    Fuente: Huffingtonpost
    Nota dezpierta: Ya lo veníamos avisando: Ley marcial primero en EEUU y la UE, luego en todo el mundo. La bestia está recuperando su poder y está casi lista para imponer su adoración por medio de mecanismos legales. Salid de las ciudades.
    Jesús vuelve pronto.

    2 pensamientos en “España: Estado policial

    1. mi libertad no deberia acabar donde empieza la vuestra, mi libertad no deberia acabar nunca, de lo contrario vuestra libertad pisotea la mia, que es exactamente lo que llevo viviendo toda mi vida, para que vosotros corruptos vivais en libertad, yo me tengo que quedar sin ella.
      Todo lo que no usa, se atrofia o se destruye, atrofiada esta la libertad, de no vivirla.@sko de vosotros

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.