Un pensamiento en “El fin de un sistema: vuelta al campo

  1. La Biblia y el Chisme. El chisme es el comején que destruye a cualquier comunidad de creyentes. Muchos confunden el chisme con la calumnia. La calumnia es un reporte dañino y falso acerca de una persona. Por otra parte el chisme es propagar cualquier reproche o cosa dañina acerca de una persona, ya sea falsa o verdadera, cuando no hay razón bíblica para que los demás se enteren.

    Una definición bíblica más corta se encuentra en Proverbios: contar secretos ajenos. Por ej. Pr 11.13 dice “El que anda en chismes revela secretos”. No dice que el chismoso cuenta mentiras; sino secretos. Es una violación del mandamiento de amar a tu prójimo. Así dice Pr 17:9: El que encubre la falta busca la amistad; el que la divulga, aparta al amigo (RV1995).

    Jesús dijo claramente la importancia de la unidad para testificar de Él al mundo en Jn 17:21-23.

    Rogó al Padre por los que habían de creer, es decir, nosotros “para que todos sean uno…para que el mundo crea que tú me enviaste.” –Y repitió–

    “para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste.”

    El chisme derriba esta unidad que es tan preciosa para Cristo: el hombre perverso provoca contiendas, y el chismoso separa a los mejores amigos (Pr 16.28). Echa fuera el escarnecedor y saldrá la discordia, y cesarán también la contienda y la ignominia (Pr 22:10).

    Por falta de leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, se calma la contienda (Pr 26:20). La estrecha relación entre el chisme y la falta de unidad es clara en la Biblia.

    Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo (Ga 6.1-2). No propagar chisme es insuficiente. Somos guardianes de nuestros hermanos. Somos llamados a hacer más; somos llamados a hacer todo lo que podamos para imitar a Dios al cubrir su falla y poner fin al recorrido del chisme.

    http://aprendiendolabiblia.blogspot.com.ar/2012/09/la-biblia-y-el-chisme.html

    Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios.
    1 John 4. Reina Valera Gómez (© 2010)

    El Señor os Bendiga. gratamente susana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.