El Papa vaticina «una nueva primavera del cristianismo en Europa»

El Papa vaticina «una nueva primavera del cristianismo en Europa»

REUTERS
En un desafío al cliché del declive religioso de Europa, Benedicto XVI se manifiesta convencido de que «estamos ante una nueva primavera del cristianismo» en una entrevista del documental «Bells of Europe», que incluye testimonios de todos los grandes lideres religiosos del Viejo Continente, incluidos el patriarca Kiril I de Moscú, el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, el primado anglicano Rowan Williams, así como una selección de estadistas e intelectuales.

Como antiguo profesor en varias universidades alemanas, Benedicto XVI expone sistemáticamente los tres motivos que le llevan a esta visión optimista sobre el futuro religioso y cultural de Europa. «El primer motivo de mi esperanza», afirma «consiste en que el deseo de Dios, la búsqueda de Dios está profundamente escrita en toda alma humana, y no puede desaparecer». De hecho, cada generación la busca una y otra vez a lo largo de toda la historia.

El segundo motivo de su esperanza es, según el Papa, «el hecho de que el Evangelio de Jesucristo, la fe en Cristo es sencillamente verdadera, y lo verdadero no envejece». En cambio, «las ideologías tienen su tiempo contado. Parecen fuertes, irresistibles, pero después de un cierto tiempo se agotan, pierden su fuerza interior porque les falta una verdad profunda». El nazismo y el comunismo, que parecían invencibles en Europa, han caído en la papelera de la historia.

«El tercer motivo empírico», según Benedicto XVI, «lo vemos en el hecho de la inquietud que actúa en la juventud. Los jóvenes han visto muchas cosas, han visto todas las ofertas de la ideología y del consumismo, y se dan cuenta de su vacío, de su insuficiencia».

La persona humana ha sido creada para el infinito, «y por eso vemos como esta inquietud se despierta precisamente en las nuevas generaciones, y se ponen en camino». Es el fenómeno evidente en el éxito de cada JMJ por contraste con el predominio de los discursos pesimistas.

Después de examinar esos tres motivos de esperanza, el Papa estudia un problema serio de Europa: «el hecho de que hoy tenemos dos almas» contrapuestas. Existe, «un alma racional abstracta, anti-histórica, que quiere dominarlo todo porque se cree por encima de las culturas», de la que el Papa cita como exponente claro «la primera sentencia de Estrasburgo, contraria al Crucifijo».

Pero existe al mismo tiempo «otra alma, que podemos llamar cristiana, abierta a todo lo racional, que ha creado la audacia de la razón y la libertad de una razón critica». Sólo esta alma, enraizada en la cultura, puede dialogar con las otras culturas.

El Papa ve en esta línea muchos «valores positivos que abren el camino hacia el futuro», al tiempo que confía en la fuerza interna de «un humanismo que brota de la gran idea de que el hombre es imagen y semejanza de Dios».

Fuente: ABC

Gracias a Pablo por el cable.

Nota despierta:  “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 8:8)

“Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste”. (Lucas 17: 26-30)

Se que parezco muy pesimista hoy, pero la realidad es que no habrá primavera cristiana sino primavera católica. Dios tiene reservada una pequeña porción de la humanidad, representada por los 144.000 (no es literal) que habrán de pasar por la Gran Tribulación.

Como en los días de Noé, la gente seguirá doctrinas de hombres y demonios y se apartará de la verdad. Europa volverá a sus raíces para resurgir de sus cenizas cual ave fénix. Unas raíces que consistían en la supremacía papal, las conspiraciones reales, los sobornos, las bulas y las persecuciones de brujas y protestantes.

La era más oscura de la historia de la humanidad, la Edad Media, promete volver a hacer su aparición vestida de caridad cristiana. La bestia se hace fuerte y promete paz y seguridad para toda la humanidad.

Jesús vuelve pronto.

8 pensamientos en “El Papa vaticina «una nueva primavera del cristianismo en Europa»

  1. Pronto verán como el papado cae. Babilonia la grande será destruida. Creo que hasta el mismo papa lo esta reconociendo. «Lo vemos en el hecho de la inquietud que actúa en la juventud. Los jóvenes han visto muchas cosas, han visto todas las ofertas de la ideología y del consumismo, y se dan cuenta de su vacío, de su insuficiencia».
    Pero primero tiene que venir el grito de paz y seguridad.

  2. Si dice q viene una primavera del “cristianismo”, creanle, porque estos personajes tienen todo amarrado con la política. o sea que lo que van a montar es un autentico gobierno medieval para toda Europa y el Mundo, solo hay que mirar el trasfondo de todas las cosas que están pasando para darnos cuenta de que hay una conspiración aquí entre los que provocaron la crisis y los que las están reconduciendo.

    nos queda poco tiempo.

    Que el Señor los bendiga.

    alas97

  3. No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada. Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y enemigos de cada cual serán los que conviven con él. El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará. Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado. Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá. Y todo aquel que dé de beber tan sólo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, os aseguro que no perderá su recompensa. Y sucedió que, cuando acabó Jesús de dar instrucciones a sus doce discípulos, partió de allí para enseñar y predicar en sus ciudades.

    Para muchos ya ha amanecido y otros pronto lo haran tambien, sabemos que la victoria esta de nuestra parte. Gracias a todos los que estais proclamando el mensaje del se;or, gran labor la que haceis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.