El ADN y la Evidencia del Diseño Inteligente

Con Ciencia se Derrumba La Teoria de  Darwin.

Cuando la presencia de intrones y extrones, firman nuestro ADN, el azar se descarta.
Hace pocos días en “ADN, Intrones y Extrones: Cientificos demuestran que el ADN es preexistente a la vida”, ya abordábamos que la complejidad de nuestro ADN obedece más a la preexistencia de una Inteligencia programada que a una mera evolución. Sin lugar a dudas, por traer de nuevo aquí el tema que nos ocupa, comentábamos textualmente:

En los ultimos días hay varios estudios que están revolucionando el conocimiento humano: El primero y más prometedor es el realizado por Matthew Powner, y publicado en la revista Journal of the American Chemical Society (doi.org/h6q). Según Powner, la molécula AICA (Una especie de azúcar semejante a la que utilizamos para endulzar) reacciona con fósforo y desencadena procesos del denominado RNA, que son preexistentes a la vida misma.

La cuestión en este punto no es ya únicamente la preexistencia de Powner y su principio de preexistencia del ADN, sino que realmente nos estamos enfrentando a cuestiones mucho más profundas de lo que “a priori” pudiera parecer. Sigue leyendo

Darwin: Su preocupación sobre la falta de fósiles de transición pesaba sobre él y lo reconocía

Charles Darwin:

“Suponer que el ojo con todas sus inimitables mecanismos de ajuste en el enfoque de las diferentes distancias; en diferenciar los diferentes grados de luz; y en las correcciones de las aberraciones esféricas y cromáticas, pudiera haberse formado por selección natural, parece, lo confieso abiertamente, absurdo en el más alto grado”.

“En cuanto a ésta teoría, innumerables formas de transición han debido existir, ¿por qué no las encontramos incrustadas en la capa de la tierra? ¿Por qué no está la naturaleza en confusión en vez de la forma en que la vemos, con especies bien definidas? El registro geológico no presenta las infinidades de transiciones entre las especies pasadas y las presentes requeridas por esta teoría; y esta es la más obvia de las muchas objeciones que se pueden lanzar contra ella. La explicación la tenemos en la extrema imperfección del registro geológico”.

“Si se pudiera demostrar que cualquier órgano complejo existió el cual no se hubiera formado por medio de numerosas, sucesivas, y pequeñas modificaciones, mi teoría se derrumbaría por completo”.

Estas son declaraciones del mismo Chrales Darwin en las cuales podemos ver su preocupación por la falta de evidencia de su teoria. Sí, Darwin no estaba seguro de su teoría, y con razón, pues una teoría no se confirma hasta que haya pruebas concluyentes, y en sus tiempos no las había. Él esperaba que se descubrieran más adelante, pero dichas pruebas nunca se han encontrado, el registro fósil solo presenta aparición súbita y estasis. O sea, hubo un periodo en la historia en que debido a una catástrofe global, (el Diluvio universal) y como resultado de ella, miles de fósiles aparecieron de una vez al mismo tiempo, y no gradualmente como se esperaba. Además, y esto es lo más importante, los dichos fósiles se presentan iguales a los organismos que tenemos ahora sin cambios perceptibles. Esta es la bien conocida Explosión Cámbrica y es la que cuenta para determinar el estado del registro fósil. Si la teoría de Darwin fuera cierta, a traves de los miles de millones de años que ellos dicen que tiene la tierra de existencia, tendríamos también millones y millones de fósiles de transición de un estado animal a otro.

En conclusión, los temores de Darwin estaban bien fundados. Ni en sus tiempos, ni en los nuestros se han encontrado dichos fósiles y esto a pesar de los millones de dólares y euros invertidos en investigaciones de este tipo. El Darwinismo es una teoría sin fundamento ni pruebas.

Los darwinistas no se quieren dar por vencidos con esta teoría, porque ya han desarrollado toda una industria basada en ella y muchos puestos de trabajo peligrarían si se dijera la verdad sobre la teoría de Darwin.

El mundo odia a Dios y prefiere creer en una teoría sin fundamento porque desacredita a la Biblia y así no sentirse mal cuando pecan.

En 2 Pedro 3:3-6

“sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, ANDANDO SEGÚN SUS PROPIAS CONCUPISCENCIAS, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su venida? . . .Estos ignoran voluntariamente que en el tiempo antiguo fueron hechos POR LA PALABRA DE DIOS los cielos y la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua”.

Concupiscencias son deseos carnales pecaminosos y contrarios a las leyes de Dios.

Santa Biblia vs. Reina Valera

Fuente: logos77

30 Noticias para dejar de creer en el evolucionismo antes de 2013

Para el que tenga la suerte de tener vacaciones antes de fin de año, le propongo una entretenida y fascinante lectura que le llevará a conocer el gran fraude de la teoría de la evolución. Es un trabajo que he realizado a lo largo de 2012 y que me gustaría compartir con los lectores de este blog.

  1. Fauna Ediacara: Las primeras formas de vida habrían sido terrestres según Nature

  2. Otra mutación negativa: “Hallan mutaciones genéticas asociadas a catarata congénita”

  3. Ota Benga: Los evolucionistas enjaularon a un ser humano como si fuera un mono,¡VERGUENZA!

  4. Hallada ballena Franca pigmea: Un mazazo contra la hipótesis de la evolución

  5. La historia del bebe mono y la mama leopardo

  6. Un jesuita tras la estafa evolucionista del hombre de Piltdown

  7. El Atlas de la creación: Fósiles Marinos III

  8. Portada>Edu-ciencia Científico brasileño detecta mutación ligada a padecimientos cardíacos

  9. “Pauline avibella”: ¿Tejido blando en un animal de 450 millones de años?

  10. Crea un enjendro inservible: El fraude evolucionsta del gen Hoxd13

  11. Lo ultimo en evolución: Hibridación, becarias y monos aulladores

  12. El 86% de las mutaciones en humanos se dio entre hace 5000 y 10000 años

  13. Una mutación genética predispone al alcoholismo en adolescentes: ¿Alguna mutación buena?

  14. Los hipopótamos no evolucionaron: el megacuento de la megafauna…

  15. La teoría de la hidroplaca para explicar el diluvio

  16. No evoluciono: El perezoso gigante 7000 años de Vallemí

  17. El “Caimán Venezuelenis” no evoluciono, es otro fósil viviente más

  18. Los evolucionistas siguen usando al ave archaeopteryx en sus propagandas

  19. Homo heidelbergensis: 200 mil años anterior al neandertal complican la teoría de la evolución

  20. He’s Got the Whole World …

  21. Otro Fraude: El nuevo eslabón perdido de las aves y dinusaurios, el Ornithomimus

  22. Críticos de Darwin: H

  23. Evidencia de la juventud de la tierra

  24. El Atlas de la creación: Fósiles Marinos II

  25. Fraude evolucionista para explicar el tejido vivo en fósiles de dinosaurios

  26. Los 1800 fósiles de tortugas halladas en Xinjiang (China) nunca evolucionaronHas posteado en este tema.

  27. El escarabajo prehistórico de miramar no evoluciono.

  28. Evolucionismo y Creacionismo

  29. Lo ultimo en evolución: El hombre de Neanderthal es como Chuck Norris

  30. La estafa del hombre de Piltdown

Ahora puedes revisar todas las pruebas y todos los datos!!!

No te pierdas el apartado de Creacionismo y ciencia en  Espada del Espíritu

Visto en: Batalla Espiritual

Dios creó el mundo en seis días literales

Los días de Génesis

Para entender el significado de la palabra “día” en Génesis 1, necesitamos determinar cómo la palabra Hebrea yom, “día”, se usa en el contexto de la Escritura. Consideremos lo siguiente:

• Una concordancia bíblica nos muestra que la palabra yom puede tener un número de significados: un periodo de luz que se contrasta con la noche, un periodo de 24 horas, tiempo, un punto específico de tiempo, o un año.

• Un buen diccionario de Hebreo/Inglés clasifica los significados de la palabra yom en siete formas—pero define los días de la creación de Génesis 1 como días normales bajo el encabezamiento “día que se define por la tarde y la mañana”.

• Un numero y la frase “tarde y mañana” se usan para cada uno de los días de la creación (Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31).

• Aparte de Génesis 1, yom se usa 359 veces con un número, y cada vez significa un día normal de 24 horas. ¿Por qué Génesis va a ser la excepción?

• Aparte de Génesis 1, yom se usa con la palabra “tarde” o “mañana” 23 veces. “Tarde” y “mañana” aparecen juntas, pero sin yom, 38 veces. Las 61 veces el texto se refiere a un día normal. ¿Por qué iba a ser Génesis 1 la excepción?

• En Génesis 1:5, yom se encuentra en el contexto con la palabra “noche”. Fuera de Génesis 1, “noche” se usa con la palabra yom 53 veces, y cada vez significa un día normal. ¿Por qué iba a ser Génesis la excepción? Incluso el uso de la palabra “luz” con “yom” en este pasaje determina el significado como un día normal.

• El plural de yom, el cual no aparece en Génesis 1, se puede usar para comunicar un periodo más largo de tiempo, tal como “en esos días”.

• Hay palabras en Hebreo (tales como olam o qedem) que son aceptables para comunicar largos periodos de tiempo, o tiempo indefinido, pero ninguna de estas palabras se usan en Génesis 1.

El Dr. James Barr (Regious Profesor de Hebreo en la Universidad de Oxford), el cual no cree que Génesis sea una historia verídica, admite de todas formas que en cuanto al lenguaje de Génesis 1, no conoce ningún profesor de Hebreo de ninguna universidad prestigiosa que no crea que los escritores de Génesis 1-11 intentaron comunicar a sus lectores la idea que la creación tuvo lugar en un periodo de seis días que eran iguales a los de 24 horas que conocemos ahora.

De la misma forma, el Profesor liberal del siglo XIX, Marcus Dods, del New College, Edinburg, dijo:

“Si, por ejemplo, la palabra “día” en estos capítulos no significa periodos de 24 horas, la interpretación de la Escritura no tiene sentido”.

Fuente: Respuestas en Génesis

Visto en: Logos77

Vaticano: “El relato del Génesis es compatible con la evolución”

Intervención de Werner Arber, el primer protestante en presidir la Academia Pontificia de las Ciencias

Por Nieves San Martín

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 14 octubre 2012 (ZENIT.org).- Este viernes 12 de octubre de 2012, ante la presencia de Benedicto XVI, en la Octava Congregación General del Sínodo, se dio la palabra al invitado especial Werner Arber, profesor de Microbiología en el Biozentrum de la Universidad de Basilea; presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias de Suiza, quien hizo una “Reflexión sobre las relaciones entre las ciencias y la fe religiosa”.

Werner Arber es microbiólogo y genetista suizo. En 1978, junto a los científicos Hamilton Smith y Daniel Nathans, compartió el premio Nobel de Fisiología o Medicina por el descubrimiento de las endonucleasas de restricción. En enero de 2011, Benedicto XVI, le nombró presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias, siendo el primer protestante en ejercer este cargo.

El profesor Arber explicó :

“… El conocimiento científico adquirido se sitúa, así, junto a las varias clases de creencias, incluyendo aquella de la fe religiosa. Entre paréntesis, podemos considerar que aún los agnósticos son personas con un credo específico (coincido al 100%), es decir, el del no conocimiento de Dios”.

Según el profesor invitado, la evolución cósmica y la evolución biológica son factores que evidencian leyes importantes de la naturaleza. Constató que, hasta ahora, la ciencia no tiene nociones precisas sobre las raíces de la evolución cósmica aunque “los continuos procesos evolutivos del universo y de la vida son ahora hechos científicos sólidamente establecidos que constituyen los elementos esenciales de la creación permanente”.

“Hoy día imaginamos que la vida puede también existir en algunos planetas extraterrestres, pero aún estamos esperando las evidencias científicas de tal hipótesis. Por otro lado, las ciencias de la vida han adquirido un amplio y sólido conocimiento sobre la complejidad de los procesos vitales, tanto en lo que respecta a la actividad de los organismos individuales como a la evolución biológica en curso a nivel de las poblaciones”, afirmó.

En otras palabras, “la evolución biológica es un proceso natural continuo y constante de creatividad permanente y gradual“.

El invitado por Benedicto XVI para hablar en la Octava Congregación General del Sínodo se detuvo en señalar los valores culturales del conocimiento científico.

“Las visiones científicas de las leyes y constantes de la naturaleza son valores culturales desde los dos siguientes puntos de vista –dijo–. Por un lado, el conocimiento científico adquirido enriquece nuestra visión del mundo y, por tanto, contribuye a nuestro saber orientativo. Por otro lado, el conocimiento científico puede abrir nuevos caminos a las aplicaciones e innovaciones tecnológicas que benefician tanto nuestras vidas como el medio ambiente. Visto que dichas innovaciones contribuyen las más veces a configurar el futuro, deberíamos idealmente postular que cualquier decisión al respecto dependiera de una evaluación tecnológica diligentemente ejecutada y, por otro lado, que la sociedad civil y la Iglesia estén preparadas a asumirse la corresponsabilidad con los científicos y la economía, para así llevar a cabo un nuevo modelo de futuro que comporte beneficios para la humanidad y su ambiente. Tales medidas podrían contribuir a la sostenibilidad del proceso y, por lo tanto, al desarrollo a largo plazo de nuestro planeta”.

Subrayó también “el papel de las reglas de conducta para la humanidad“. La sociedad actual garantiza reglas de conducta que deben ser respetadas. “La aceptación de dichas reglas puede facilitarse si sus principios están enraizados en la fe religiosa“, dijo.

“En la sociedad cristiana, algunas importantes reglas de conducta fueron promulgadas por Jesucristo durante su vida, y desde entonces han sido ampliamente seguidas por los cristianos. Sin embargo, es una importante tarea de las sociedades hodiernas actualizar las reglas establecidas, prestando una especial atención al conocimiento científico adquirido”, subrayó.

“En este contexto, presumo que si Jesucristo viviera hoy entre nosotros, él estaría a favor de la aplicación de un conocimiento científico sólido para el beneficio a largo plazo de la humanidad y de su ambiente natural, al menos en la medida en que esas aplicaciones configuraran el futuro asegurando el pleno respeto a las leyes naturales relevantes”, dijo el profesor Arber.

Ilustró su postulado con un ejemplo concreto. “Gracias a los recientes avances de la genómica, la proteómica y la metabolómica, se ha podido orientar la evolución biológica en vistas de satisfacer mejor nuestras necesidades de una alimentación más saludable como contribución a unas importantes mejoras en el campo médico”.

Tras un estudio de la Pontificia Academia de las Ciencias, en 2009, sobre las plantas transgénicas, la Academia concluyó que “los métodos establecidos recientemente en la preparación de organismos transgénicos siguen las leyes naturales de la evolución biológica y no conllevan riesgos vinculados a la metodología de la ingeniería genética“.

Por último, se ocupo del aspecto de “la compatibilidad entre conocimiento científico y fe religiosa”. En este sentido, dijo que “durante largos periodos de tiempo, seres humanos curiosos adquirieron el conocimiento científico principalmente mediante la observación por medio de sus sentidos, ayudados por la reflexión mental y el razonamiento lógico”.

Sobre el libro del Génesis, dijo, “propone una secuencia lógica de acontecimientos en la cual la creación de nuestro planeta Tierra podría ser seguida por la creación de las condiciones para la vida. Las plantas fueron introducidas y éstas fueron, en un momento dado, el alimento de los animales antes de la introducción final del ser humano. Dejando de lado la cuestión de la Revelación, esto es claramente una narración lógica del posible origen evolutivo de las cosas según unos acontecimientos imaginados orientando la naturaleza, que observaban las antiguas poblaciones. Por la genealogía descrita en el Antiguo Testamento, puedo también concluir que sus autores eran conscientes de las variantes fenotípicas (o sea, genéticas). Las personas descritas tienen sus propias características personales y, por tanto, no son clones genéticamente idénticos de Adán y Eva. En estas narraciones podemos identificar una gran coherencia entre la fe religiosa disponible entonces y el conocimiento científico sobre el desarrollo evolutivo. Es nuestro deber hoy en día mantener (y donde sea necesario, restablecer) dicha coherencia basándonos en nuestro mayor conocimiento científico. Es mi convicción que el conocimiento científico y la fe son, y deben seguir siendo, elementos complementarios de nuestro saber orientativo”.

En resumen, el profesor Werner Arber, subrayando “la importancia de la evolución de la vida y su hábitat ambiental”, expuso “cómo puede influir el conocimiento científico, junto a otros elementos de nuestro saber orientativo, en las actividades humanas, incluida la aplicación del conocimiento científico para el beneficio de la humanidad y de un ambiente inalterado idóneo para el desarrollo sostenible a largo plazo de nuestro planeta Tierra y sus habitantes”. Los ejemplos dados “pueden aplicarse a otras actividades viables basadas en el conocimiento científico disponible que puede servirnos para un desarrollo cultural sostenible”. A este propósito, la Pontificia Academia de las Ciencias intenta “llevar a cabo su tarea de seguimiento crítico de los avances en las investigaciones científicas y los proyectos de aplicación de los conocimientos adquiridos”.

Periódicamente publica, tanto en papel como en formato electrónico (en su página webwww.pas.va), sus libros para información del mundo científico, la jerarquía de la Iglesia, todos los cristianos y la gente de buena voluntad, ofreciendo también importantes sugerencias en favor de un desarrollo seguro, responsable y sostenible.

Fuente: Zenit.org

Nota dezpierta: Creo que a estas alturas no haría ninguna falta que comentara este artículo, pero voy a hacerlo para “beneficio” de aquellos que se puedan encontrar con este blog de repente.

En primer lugar, resulta muy interesante comprobar como el ecumenismo propuesto por el Vaticano está dando excelentes resultados, ya que se ha conseguido que un “protestante” acepte la silla de presidente en la Academia Pontificia de Ciencias. Creo que los protestantes de antaño habrían preferido ser mártires antes que aceptar algo así. Y el logro no es que haya aceptado sino que hable de la ICAR como la Iglesia: “…por otro lado, que la sociedad civil y la Iglesia estén preparadas…”

Es innegable que la naturaleza nos revela procesos de transformación a los cuales la ciencia llama evolución y yo llamaría adaptación, involución o degradación del ADN. ¿Por qué digo esto? Porque creo que en el ADN de los seres vivos existen una serie de potenciales adaptaciones al medio, limitadas siempre a la familia o especie del animal. Es decir, el canis primigenio tenía en su ADN la información necesaria para adaptarse a prácticamente todas las condiciones ambientales posibles y a todos los tamaños conocidos. Con el paso del tiempo ha sufrido las adaptaciones con la pérdida del resto del potencial adaptativo que tenía. Es decir, un chiuaua no podrá evolucionar hasta mastín y viceversa.

Resulta alarmante ver como la Iglesia, con sus científicos a la cabeza, apoya la producción de alimentos transgénicos, negando los experimentos científicos que evidencian lo dañinos y tóxicos que resultan los alimentos modificados genéticamente en los animales de laboratorio.

En cuanto a la compatibilidad del Génesis con la teoría de la evolución, debo decir que este indivíduo deber no haber leído el Génesis, al igual que otros grupos que tratan de hacer creer al mundo que la creación fue en periodos de miles o millones de años y no en días como afirma la Biblia.

Con un rápido vistazo podemos comprobar que en el tercer día Dios creó las plantas, todos los vegetales. Es cierto que los creó antes que a los animales para que éstos pudieran alimentarse de ellas. Pero el problema surge cuando leemos que el cuarto día creó el Sol y la Luna.

Cualquiera sabe que una planta sin la luz del sol muere en cuestión de días u horas. ¿Cómo es compatible la evolución con esto?

Es más ¿cómo es posible que la tierra apareciera antes que el sol y la luna?

Una vez más, los falsos profetas quedan en evidencia. Porque la verdad resplandece y nadie puede ocultarla con su manto de mentiras por mucho tiempo.

Jesús vuelve pronto. Bendiciones.

El Vaticano carga contra Prometheus

Michael Fassbender En Prometheus

Foto: FOX

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS)

Primero fue El Código Da Vinci, luego Avatar y ahora también Prometheus. La precuela de Alien es el último objetivo de las críticas de L’Osservatore Romano, el periódico oficial del Vaticano, que carga duramente contra la cinta de Ridley Scott y advierte que “es una mala idea desafiar a los dioses”.

La película, que se estrenó en Italia el 14 de septiembre, está protagonizada por Michael FassbenderNoomi Rapace y Charlize Therony relata las andanzas de un equipo de exploradores que viajan por el universo buscando comprender los orígenes de la humanidad en la Tierra después de descubrir una serie de pistas dejadas por antiguas civilizaciones.

Sobre la película, L’Osservatore Romano señala que, “en un nuevo intento por cocinar el secreto de la inmortalidad”, Prometheus “maneja mal las delicadas cuestiones planteadas por (…) la eterna batalla entre el bien y el mal”.

La cinta de Scott, que ya centró la atención del Vaticano hace tres décadas con Blade Runner, simboliza para el diario una baldía “búsqueda de lo sobrenatural” que aprovecha la ocasión para advertir que “es mala idea desafiar a los dioses”.

Prometheus ocupó el pasado fin de semana ocupó el segundo puesto en la taquilla italiana por detrás de Magic Mike, la comedia de Steven Soderbergh sobre el mundo de los strippers masculinos que, como apunta la publicación estadounidense, de momento no ha generado ninguna queja por parte del Vaticano.

Fuente: europapress.es (Gracias a sandra por el cable)

Nota dezpierta: Como siempre, el Vaticano metiéndose en los fregados más absurdos. Critica esta película pero no lo hace con el exorcismo de Emily Rose, Viernes13, Contact, Alien, etc. Y ¿qué tiene de especial esta película?, ¿por qué el Vaticano la promociona criticándola?

Si hay algo digno de mención en la noticia es esta frase que, de haber sido pronunciada por algún representante vaticano, es para ponerla enmarcada en algún lugar bien visible: “advierte que “es una mala idea desafiar a los dioses”.

¿Resulta que ahora el catolicismo está virando hacia el politeísmo?, ¿los dioses?, ¿Son acaso los dioses aquellos supuestos extraterrestres que la ciencia desearía que nos hubieran dado la existencia?

Lo que hay que leer. Doctrinas de demonios.

Que Dios os bendiga.

Ciencia vs fe

Nota dezpierta: No quiero entrar en largas discusiones con los ateos, pero me pareció interesante copiar esta entrada publicada en Pijamasurf acerca de varios científicos que creían en lo paranormal.

Y es curioso porque, aunque la mayoría de científicos han abandonado todo rastro de fe en lo que no es físico, en lo que no se puede observar o sentir con alguno de los cinco sentidos, la realidad es que no hace mucho no era raro ser científico y creyente al mismo tiempo.

Pero ejemplos hay muchos de científicos que creyeron en Dios y que gracias a sus aportaciones, hoy tenemos más conocimiento de lo que nos rodea. 

Muchísimos más pueden ser vistos aquí: http://www.luxdomini.com

Se supone que los científicos deben mantener una actitud seria, se supone que no deben creer en fenómenos paranormales (también llamados “psi”). Una encuesta en 1991 entre los miembros de la Academia Nacional de Ciencias reveló que sólo el 4% creía en la Percepción Extrasensorial, aunque un 10% pensó que era un tema de estudio interesante. ¿Será que en verdad no creen o que, por defender una reputación seria, se afirman escépticos?

A lo largo de la historia, han existido notables científicos que sí creían en fenómenos que no podían ser explicados. Por ejemplo, Jung creía en la sincronicidad, que consiste en dos o más eventos que parecen coincidencias, pero que tienen una conexión  acausal subyacente. Según Jung, la ciencia convencional no los puede explicar, pues pertenecen tanto a planos mentales como físicos.

Freud también creía en fenómenos como la telepatía. El sueño, según él, creaba condiciones favorables para enviar y recibir mensajes. Creía además que se podía comunicar con su hija, Anna, y un colega, Sandor Ferenczi, telepáticamente, sin embargo, disuadió a éste de reportar las experiencias. Su interés lo expresó más en una esfera privada que en la pública. Con el tiempo, sin embargo, se inclinó a desestimar fenómenos paranormales, de ahí que se distanciara, entre otras cosas, de Carl Jung.

El premio Nobel, Wolfgang Pauli también creía en la sincronicidad, pensaba que eran producto de los hilos con los que se entreteje la Naturaleza. Creía también en postular un orden cósmico en el que los objetos materiales estén sujetos a sus imágenes internas.

Otro físico, Freeman Dyson afirmaba que los fenómenos paranormales existían pero que yacían fuera de los límites de la ciencia y que nadie había podido estudiarlos porque generalmente ocurren bajo condiciones de gran emoción y estrés, lo que los hace incompatibles con procedimientos científicos.

Brian Josephson, premio Nobel en 1973, afirma que la telepatía existe y que la física cuántica puede ayudarnos a entender sus propiedades básicas.

Podemos nombrar a muchos otros científicos que han abierto su mente a psi. Quedémonos con estas palabras de Alan Turing: “La idea de que nuestros cuerpos se mueven de acuerdo a las leyes de la física, junto con otras aún no descubiertas, pero de alguna forma similares, sería un primer paso para creer”. Después de todo, ¿por qué no abrirse al hecho de que existen muchísimos aspectos de la vida que la ciencia aún no ha descubierto?

Fuente: Pijamasurf

Peter Higgs: “No tengo idea” para qué sirve el bosón de Higgs

higgs1El nombre de Higgs ha dado mucho que hablar esta semana después de que el CERN anunciara haber encontrado una partícula que parece ser el bosón que lleva ese nombre. Pero la partícula fue bautizada así por un físico británico, llamado Peter Higgs, que en 1964 propuso junto a otros científicos una teoría para explicar por qué la materia tiene masa.

Higgs, de 83 años, afirmó respecto al descubrimiento que ”es agradable tener la razón a veces”. Dijo también que le parecía raro que una partícula tuviera nombre de científico, y sugirió que se le cambiara el nombre a “H“.

El físico admitió también “no tener idea” de qué aplicaciones prácticas puede tener este descubrimiento. “Sólo existe por un tiempo muy corto. Probablemente es una millonésima de una millonésima de una millonésima de una millonésima de segundo. No sé cómo aplicar eso a algo útil”, dijo.

Y es que la “utilidad” del bosón de Higgs es más bien teórica, como parte de las cosas que nos sirven para entender el mundo. El científico habló en una conferencia en la Universidad de Edinburgo, lugar donde publicó por primera vez su teoría del bosón.

Higgs declaró que no pensaba que la partícula fuera a ser descubierta mientras él estaba vivo, aunque afirmó que no tenía dudas sobre la existencia del bosón. “La existencia de la partícula es tan crucial para entender cómo funciona el resto de la teoría (el Modelo Estándar) que era muy difícil para mi entender cómo no podría estar ahí”, dijo.

También indicó que había sido contactado por Stephen Hawking, quien – además de perder USD$100 con el descubrimiento – sugirió que Higgs debía ganar el premio Nobel.

Consultado sobre su opinión respecto a si con el descubrimiento de la partícula se prueba que Dios no existe – algo que se empezó a discutir cuando comenzaron a llamar “la partícula de Dios” al bosón -, Higgs dijo que el nombre de “partícula de Dios” era un chiste hecho por otro académico que originalmente la llamó la “partícula maldita” (goddamn) porque era muy difícil de encontrar.

El bosón de Higgs ayuda a explicar cómo las partículas fundamentales ganan masa, una propiedad que les permite unirse y formar los elementos que conocemos del universo, como estrellas y planetas.

Fuente: fayerwayer.com